Viaje por el norte de Portugal, día 6: el segundo en Oporto

Vilanova do Gaia - Destino y Sabor
Vilanova do Gaia

Retomamos nuestro viaje por el norte de Portugal. En esta ocasión os vamos a contar nuestro segundo día en Oporto. Aunque tratamos de visitar todas las cosas que no pudimos ver el día anterior, que se nos fastidió un poco por la lluvia, si fue bastante interesante. Además, antes de irnos, nos dió tiempo a realizar una visita de enoturismo a las bodegas de Vilanova de Gaia y terminamos acercándonos hasta la desembocadura final del Duero en el Atlántico, para luego remontarlo hasta el interior, donde visitamos la zona productora de la uva de los vinos de Oporto y los vinos del Douro.
 

Segundo día por Oporto

Nos levantamos temprano, con la experiencia del día anterior, desayunamos un rico desayuno en una cantina local. No te puedes resistir a un pastelito de nata; que son la forma de llamar a estos pasteles, que popularmente son conocidos como “Pastelitos de Belem” en Lisboa.

Tras esto, y dejando al lado la torre y la iglesia dos Clerigos, bajamos la cuesta que lleva a la plaza de la Libertad, en cuya esquina se encuentra la Estación de Ferrocarril de Oporto.

Iglesia de los Clérigos al fondo - Destino y Sabor

Iglesia de los Clérigos al fondo, desde la Plaça do Libertate – Destino y Sabor

 

Estación de Ferrocarril de Oporto

Esta estación es una pasada de obra del siglo XIX. Se asienta sobre lo que fuera un monasterio benedictino que fue necesario demoler para construir esta estación en 1864.

Estación de ferrocarril de Sao Bento en Oporto - Destino y Sabor

Estación de ferrocarril de Sao Bento en Oporto – Destino y Sabor

Pero esta estación tiene una peculiaridad que casi la hace única. Tras los andenes, directamente se entra en un túnel que atraviesa la montaña.

El acceso a la misma se hace desde un vestíbulo decorado, como no podía ser otra forma, con azulejos que representan momentos históricos de Portugal. Como fue edificado en el siglo XIX, cargado del romanticismo y nacionalismo típico de este tiempo.

Interior de la estación de ferrocarriles de Oporto Sao Bento - Destino y Sabor

Interior de la estación de ferrocarriles de Oporto Sao Bento – Destino y Sabor

 

Subimos a la Catedral de Oporto

Desde la estación ferroviaria, se sube un poco más por la Avenida de dom Afonso Henriques, y se llega a la explanada de la Catedral de Oporto, o Se do Porto. Por el camino, unos jardines sirven para decorar la escultura dedicada a Vímara Peres. Un noble asturiano que reconquisto y repobló la ciudad de Oporto, siendo su primer gobernante cristiano tras la invasión musulmana.

Escultura de Vimara Peres - Destino y Sabor

Escultura de Vimara Peres – Destino y Sabor

Desde esta subida se ve la Sé do Porto, un imponente edificio de estilo románico, aunque con muchos añadidos posteriores.

Nos llamó la atención la piedra granítica gris, que dependen de la luz, es más clara o casi negra. Es una catedral muy robusta, y casi da la sensación de ser una fortaleza. Y es posible que así lo fuera, como ya hemos vistos en Coímbra o en Siguenza; más si cabe su estratégica posición, en lo alto de la colina que domina la salida al mar del Duero.

Fachada principal de la Catedral de Oporto - Destino y Sabor

Fachada principal de la Catedral de Oporto – Destino y Sabor

Este edificio sufrió muchas modificaciones, algunas en estilo gótico, con rosetones y arquivoltas para sujetar las paredes aligeradas, pero sobre todo en época barroca, en la que se transforma especialmente la fachada principal. Su interior, no obstante es bastante sobrio con una bóveda de cañón. No deja de ser un lugar de paz, y si podéis salir al claustro gótico, una maravillosa experiencia relajante.

Crucero frente a la fachada principal de la Catedral de Oporto - Destino y Sabor

Crucero frente a la fachada principal de la Catedral de Oporto – Destino y Sabor

La explanada de esta catedral posee una de las mejores vistas de la ciudad, y con un poco de imaginación, se puede ver el mar. Probablemente en la edad media así fuera. Junto a esta construcción, se encuentra una pequeña torre; Creemos que no es muy antigua. En su interior se encuentra una de las oficinas de turismo de la ciudad de Oporto.

Oficina de Turismo de Oporto junto a la Catedral - Destino y Sabor

Oficina de Turismo de Oporto junto a la Catedral – Destino y Sabor

En esta explanada, junto a la Catedral del Oporto, se encuentra el imponente Palacio Arzobispal de la ciudad. Este edificio neoclásico blanco destaca en la mayor parte de fotografías de la ciudad por su presencia de un edificio grande, blanco y con muchas ventanas.

Si ahora bajamos las escaleras que salen a la derecha de la Catedral, iremos bajando hacia la zona del túnel del que os hablamos en la anterior entrada sobre Oporto. Pero mucho antes, os encontráis con una iglesia barroca de San Lorenzo, popularmente, a esta iglesia se la denomina “de los grillos”.

La Iglesia barroca de San Lorenzo, otros edificios anexos

Esta iglesia es impresionante, además, al bajar por esta escalera, la vista permite ir disfrutando de cada detalle de la fachada principal, desde la parte de arriba, generalmente inaccesible en cualquier otra iglesia, hasta los pies de la misma.

En la parte inferior, también hay una terraza con amplias vistas a la ciudad y al río.

Fachada de la Iglesia Monasterio de los Jesuitas, más conocida como de los Grillos - Destino y Sabor

Fachada de la Iglesia Monasterio de los Jesuitas, más conocida como de los Grillos – Destino y Sabor

Esta iglesia fue anteriormente un complejo monástico fue fundada por los Jesuitas, para allí fundar una universidad. Tras la expulsión de estos, el edificio fue cedido a la Universidad de Oporto, y de ahí, creemos que actualmente, este complejo tenga varios fines. Por una parte es una biblioteca pública, por otra posee las dependencias del Seminario mayor de Oporto y en otra zona es el museo de arte sacro y museo arqueológico de la ciudad de Oporto.

Museo arqueológico de Oporto

Este museo está Instalado en una de las zonas de este antiguo Colegio Jesuita de San Lorenzo. En su interior se muestra una colección rica y variada de elementos artísticos litúrgicos y etnográficos de la zona de Oporto.

Llama especialmente la atención la galería de escultura religiosa, con obras de los siglos XIII al XIX. Aunque sin ser su fuerte, es una interesante pinacoteca. Probablemente para los amantes de la cultura, serán muy interesantes los manuscritos iluminados, la orfebrería, las alhajas de su interior. También hay un espacio para la arqueología con piezas de calidad e interés.
 

Almuerzo típico, una croqueta de Bacalhau con vinos de Oporto

Tras esta visita rápida al museo, regresamos hacia la zona de la Iglesia de los Clérigos. Teníamos que recoger nuestro coche para trasladarnos a Vilanova di Gaia, donde se encuentran las famosas bodegas de Oporto, y desde ahí, iniciar el camino hacia el interior, siguiendo el Douro.

Pero,.. en el tiempo que llevábamos en Oporto, aún no habíamos probado un vino local. Así que como ya era media mañana, decidimos hacer un almuerzo. Junto a los Clérigos, se encuentra este establecimiento. Se trata de la Casa Portuguesa do Pastel de Bacalhau. Un lugar muy atractivo, aunque reconocemos que muy preparado para los turistas, donde la especialidad son una especie de croqueta de bacalao, que se acompaña con un vino de Oporto.

Casa do bacalhau en Oporto - Destino y Sabor

Casa do bacalhau en Oporto – Destino y Sabor

El lugar es bonito, tanto su atractiva terraza en la calle, que gracias a las sombrillas es muy agradable a media mañana, como su interior; con varias plantas. En la parte superior hay una biblioteca con unas ventanas que poseen una preciosa vista de la plaza de los Clérigos.

Pastel do bacalhau y vino de Oporto - Destino y Sabor

Pastel do bacalhau y vino de Oporto – Destino y Sabor

No obstante y dicho que estaban muy buenos estos pasteles de bacalhau acompañados por un vino blanco de Oporto, de hecho repetimos, el coste nos pareció abusivo.
 

Paso a Vilanova di Gaia

Tras meter todos los bultos en el coche, hicimos un brevísimo tour por la ciudad del Douro. La verdad es que día y medio es insuficiente para esta ciudad. Tratamos de pasar por la zona de los Jardines de la Concordia, la Universidad de Oporto y los jardines del Palacio de Cristal. Tras esto, fuimos por el Puente Del Infante (Ponte do Infante), que permite tener una vista completa del puente D. Luis I.

Por el camino, vemos algunas ruinas de la ciudad vieja de Oporto, como restos de las murallas. Sería ideal haber parado en el puente para hacer unas fotos, pero no es posible ni es recomendado.

 

Vilanova de Gaia

Esta población es la otra parte de Oporto, asentada en el margen sur del río Duero a su paso por la ciudad de Oporto. También se la conoce como Gaia. Aunque también nos han contado que posee puntos de interés para un viajero, por falta de tiempo, tan solo nos pudimos dedicar a la zona de la orilla, donde visitamos una de las bodegas más emblemáticas de la DO. Porto, la primera denominación de origen del mundo, en vinos.

Base del puente don Luis I en Oporto - Destino y Sabor

Base del puente don Luis I en Oporto – Destino y Sabor

En coche bajamos desde la parte alta de la colina, en el margen izquierdo del Douro, hasta su ribera. Si como nosotros vas en coche, aparca donde puedas, porque es complicado generalmente, aunque nosotros tuvimos suerte de aparcar casi en frente de las bodegas.

No obstante, si no tenéis coche como nosotros y no queréis cruzar a pie por alguno de los puentes sobre el río, podéis coger los autobuses de las líneas 900, 901, 904 o 906.

 

Enoturismo en las bodegas de Oporto

¿Cómo se puede visitar Oporto y no pasar por una de las famosas bodegas de Oporto, a orillas del Duero? Y nosotros, enoturistas convencidos, no podíamos resistir la tentación.
 

Los vinos de Oporto

En Oporto se creó la primera denominación de origen de vinos del mundo, en 1756. De esta forma, querían diferenciarse de otros productores de vinos generosos y marcar un estilo único. Inicialmente estas bodegas estuvieron en manos de británicos y franceses que se abastecían de vinos de Oporto cuando los suyos escaseaban, hasta que directamente se aficionaron a este peculiar vino.

Vilanova de Gaia

Río Duero a su paso por Oporto, con sus tradicionales barcas que transportaban el vino – Destino y Sabor

Por cierto, ¿Habéis visto los viñedos de Oporto?, ¿No verdad? Y es que, como bien explican nuestros compañeros de viaje de A Tavola con il Conte, la uva y la primera fermentación se realiza en la zona alta del Duero portugués, pero se lleva a envejecer y terminar de elaborar en Oporto, en estas bodegas de crianza. En el artículo de nuestros compañeros, lo explican de maravilla.
 

Visita a las Bodegas Calem

Aunque existen tours que te llevan a ver varias bodegas, nosotros no disponíamos de tiempo, y posiblemente, tras ver una, probablemente la visita a otras pueda resultar poco atractivo. En nuestro caso, visitamos las instalaciones Bodegas Calem. Cada 20 minutos hay un tour nuevo en diferentes idiomas.

Vilanova de Gaia

Fachada de las Bodegas Calem, en Vilanova de Gaia – Destino y Sabor

La visita hace una pequeña introducción a la elaboración de vinos en general, para centrarse en el caso particular de los vinos de Oporto y los elaborados en esta bodega. Tras esto, se realiza la visita a las salas de depósitos. Si no se está muy acostumbrado a visitar bodegas, resultan impresionantes estos depósitos de madera de roble. Tras esto llega una parte más comercial, y por último la cata de un par de vinos.

Interior de las Bodeas Calem de Oporto - Destino y Sabor

Interior de las Bodeas Calem de Oporto – Destino y Sabor

No nos pareció nada fuera de lo común dentro de una visita a una bodega, y no sabríamos decir si porque el dominio de nuestra lengua no era totalmente perfecto, pero había algunos datos que no nos encajaban con lo que sabemos de vinos. Luego, nos vendieron como los mejores vinos del mundo, despreciando el resto de elaboraciones, como vulgares. Aunque parada obligada, no nos pareció nada del más allá.

Vinos catados en las Bodegas Calem - Destino y Sabor

Vinos catados en las Bodegas Calem – Destino y Sabor

Más tarde encontramos información de la Ruta del Vino de Oporto; Nos indicaron que hay otras bodegas junto a esta, posiblemente mucho más interesantes e igualmente famosas:

  • Bodega Ramos Pinto.
    Fundada en 1880 por Adriano Ramos Pinto la bodega se ha convertido en una de las más famosas de Oporto. En la visita tendréis acceso a la oficina de Adriano reconvertida en museo.
  • Bodega Sandeman.
    Famosa además de por sus vinos por su misterioso logotipo, Sandeman es una de las marcas más internacionales de vino de Oporto. En esta visita el guía os acompañará vestido como el «Don de Sandeman».
  • Bodega Ferreira.
    Sin ser tan conocida como las anteriores, la Bodega Ferreira es una de las más especiales de Oporto. Está construida sobre un antiguo convento y la visita merece mucho la pena.

 
Si finalmente os planteáis la visita a varias bodegas, podréis ahorraros algo de dinero comprando entradas combinadas; aseguraros que incluyan al menos estas bodegas. También estas bodegas tienen acuerdos con algunos establecimientos en Oporto con visitas más cena con espectáculos.

 


Y si después de leer este artículo, te entran ganas de conocer Oporto, encuentra la mejor oferta de alojamientos en Oporto con booking.

 

 

Comer algo por Gaia

Nos recomendaron comer en Gaia, y la verdad es que tras la visita a las Bodegas Calem nos apetecía comer algo antes de abandonar Oporto. Hay muchos sitios cerca de las riberas de Douro, pero en nuestro caso se nos hizo muy tarde para la hora portuguesa, aunque suele haber puestos ambulantes y chiringuitos en la zona.

Restaurantes y tascas en el paseo del Duero en Vilanova de Gaia - Destino y Sabor

Restaurantes y tascas en el paseo del Duero en Vilanova de Gaia – Destino y Sabor

Nosotros picamos un par de hot dogs muy al estilo británico en un puesto cerca del río, junto con un par de cosas más. De postre nos tomamos unos pastelitos de nata, a los que estábamos enganchados.

La desembocadura del Duero en el Atlántico

La gran ventaja de ir en coche, es que puedes improvisar una visita a la desembocadura del Duero. Siguiendo el margen del río, puedes llegar a una rampa que te permite llegar al Ponte da Arrábida. Para el copiloto se presenta una bella vista del Oporto que mira al río.

Bocana de la bahía del Duero desembocando en el Atlántico - Destino y Sabor

Bocana de la bahía del Duero desembocando en el Atlántico – Destino y Sabor

Así, llegamos a una avenida que recorre el margen derecho del Duero, hasta llegar al Castillo de San Juan da Foz.

Esta zona es mucho más residencial, con casitas bajas y muchos parques. Llama la atención ver como el Duero acaba en el mar; sobre todo porque lo conocemos kilómetros arriba en Castilla y León, donde no se parece en absoluto.

Desembocadura del Duero en el Atlántico - Destino y Sabor

Desembocadura del Duero en el Atlántico – Destino y Sabor

Hay pequeñas calas y grandes playas en la zona, y vimos a muchos niños bañándose y disfrutando de la mezcla de aguas. La verdad es que apetecía darse un baño; aunque desconocemos si estaba muy fría o no el agua.

Remontamos el Duero desde Oporto a la zona vitivinícola del Douro

Bordeando la costa, subimos un poco hacia el norte para contemplar el océano Atlántico, pero no mucho, nos esperaban todavía unos cuantos kilómetros remontando el Duero. Nuestro destino en la provincia de Viseu. Allí teníamos nuestro hotel rural en la localidad de Tabuaço.

Paisajes con terrazas llenas de viñedos en el Duero portugués - Destino y Sabor

Paisajes con terrazas llenas de viñedos en el Duero portugués – Destino y Sabor

Si tenéis tiempo, os aconsejamos ir por carreteras siguiendo el Duero. Pero con mucha paciencia. Las carreteras no son tan buenas como las españolas. Si no, la opción más rápida es ir por la autovía, aunque sea de peaje. Por la autovía pasáis por Vila Real, una preciosa población barroca que tenemos pendiente de visitar.

De todas formas, para llegar a Tabuaço no queda más remedio al final que pasar a la red secundaria, siguiendo también parte del trayecto junto al Duero. Así podéis disfrutar de una zona declarada Patrimonio de la Humanidad.

Vilanova de Gaia

Cruceros fluviales en el Duero portugés – Destino y Sabor

Toda la zona de bancales, con más de 300 metros de desnivel y varios cientos de bancales en terrazas están protegidas como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Llegando a Tabuaço

El camino a Tabuaço lo realizamos siguiendo la autovía. Nuestra experiencia durante los días que habíamos estado en Portugal había sido que teniendo cierta prisa lo mejor es ir por autopista, aunque sea de peaje. No obstante, como al final hay que tomar unas carreteras secundarias, que discurren junto al Duero, por el camino veremos los cruceros fluviales que recorren este río por diferentes partes de su cauce. Finalmente, abandonamos el Duero para internarnos por las montañas de esta parte de Portugal.

Vilanova de Gaia

Hotel rural en Tabuaço – Destino y Sabor

Toda la región comprendida en la cuenca portuguesa del Duero es el origen de la uva con la se elaboran los vinos de la DO Porto y la DOC Douro. Esencialmente coupages de la variedad de uva tempranillo es como en España la base del vino, pero en el caso portugués, otras variedades también tienen mucha importancia.

Esta zona, está reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, ya que es un modo y un sistema de cultivo muy especial, donde agricultura, tradición y respeto por el medio ambiente y paisajístico se han combinado de una forma única.

Y así, tras subir por estrechas carreteras de montaña, llegamos a nuestro destino, Tabuaço, un precioso pueblo de montaña, aunque algo complicado de llegar por la carretera.

Allí nos alojamos en el Hotel Rural Casa do Brasão. El hotel se asienta sobre un antiguo palacete del siglo XIX lleno de encanto, además de no muy caro.

 


Y si después de leer este artículo, te entran ganas de conocer Oporto, encuentra la mejor oferta de alojamientos en Tabuaço con booking.

 

 

Lo bueno o malo de quedarse en un pueblo pequeño como este, es que llegando la noche, hay poco que ver, por lo que tras una cena frugal, nos fuimos a la cama a descansar. Al día siguiente teníamos que aprovechar para ver lo máximo posible antes de regresar a España.

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.