Visita al Museo de Ferrocarril de Madrid

Estación de las Delicias, Museo del Ferrocarril de Madrid - Destino y Sabor
Estación de las Delicias, Museo del Ferrocarril de Madrid - Destino y Sabor

Uno de los planes más chulos que podéis hacer en familia es visitar el Museo de Ferrocarril de Madrid, en la antigua estación ferroviaria de las Delicias, se encuentra este interesante museo. Nosotros lo hemos visitado en numerosas ocasiones desde hace años, ya que es un plan perfecto para hacer junto a los más pequeños de la casa.

Índice de contenidos

Para ayudarte a usar esta publicación, hemos creado este índice con los principales contenidos. Como siempre, pulsando en ellos, puedes ir directamente a la sección:

Visita al museo del Ferrocarril de Madrid:

Información de interés:

Esperamos que os sea de utilidad.

Prepara la visita

Este museo no abre todos los días, por lo que, al abrir solo viernes, sábados y domingos, habrá ocasiones que podrías encontrar mucha gente, especialmente por las tardes.

Museo de Ferrocarril de Madrid

Exterior de la Estación de las Delicias – Destino y Sabor

La exposición permanente es súper chula, pero las actividades de las mañanas son las más interesantes, especialmente para los niños. En algunos casos es necesario reservar en la página web del museo.

Visita al Museo ferrocarril de Madrid

Una de las grandes ventajas de este museo es que está muy bien comunicado, ya que está en el centro de Madrid y comunicado por metro casi a la puerta, o por cercanías en la nueva estación de Delicias.

El museo aprovecha las instalaciones de esta vieja estación del siglo XIX, y aunque lo más visual son la colección de locomotoras históricas que se encuentran en las vías junto a los andenes, hay otras instalaciones en las dependencias de la estación igualmente interesantes, sobre todo si te gusta el mundo ferroviario.

Colección de locomotoras y material rodante

Las locomotoras de vapor

Aprovechando 4 las vías de la estación antigua, se muestra material rodante original de gran tamaño. Entre las locomotoras más destacables, destaca la primera a la derecha, ya que está cortada tanta la máquina de vapor como su tender de carbón y agua. Es bastante sencillo hacerse una idea de cómo era y cómo funcionaba una locomotora de vapor.

Museo de Ferrocarril de Madrid

Locomotora abierta para mostrar su interior – Destino y Sabor

La siguiente locomotora de esta vía posee una pasarela que permite ponerse a la altura de la cabina, por lo que podréis ver una locomotora de vapor completa sin modificar. Actualmente esta y el resto están cerradas por causa del Covid, imaginamos, porque anteriormente hemos podido entrar.

Interior de una de las locomotoras - Destino y Sabor

Interior de una de las locomotoras – Destino y Sabor

Las siguientes locomotoras de vapor son auténticos gigantes de otra época. Máquinas que estuvieron operativas hasta mediados del siglo XX compartiendo vías y servicios con nuevas máquinas diesel y eléctricas. Estas fueron las más rápidas y potentes de su generación.

Museo de Ferrocarril de Madrid

Grandes locomotoras de vapor – Destino y Sabor

Maquinas diesel y eléctricas

En las vías de la izquierda, están las locomotoras eléctricas y diesel. Posiblemente la más llamativa sea la que se encuentra en la cabecera, un Talgo II, Virgen de Aránzazu, el mítico tren hispano que revolucionó el mundo ferroviario con sus diseños articulados.

Talgo II Virgen de Aránzazu en el Museo - Destino y Sabor

Talgo II Virgen de Aránzazu en el Museo – Destino y Sabor

Este tren está casi completo, en el sentido que cuenta con la locomotora diesel, un vagón de correos y carga; y los vagones de transporte de pasajeros, incluido el final panorámico del tren. Este tren se ha usado en varias series y películas cinematográficas.

Luego hay varios expresos que estuvieron funcionando hasta los años 80 para cubrir la comunicación ferroviaria con la zona occidental de la península ibérica, incluido el Express de Lisboa.

Museo de Ferrocarril de Madrid

Antiguo expreso a Lisboa – Destino y Sabor

En la parte final de las vías centrales hay varios modelos de locomotoras eléctricas, algunas son autovagones y los primeros prototipos comerciales de máquinas eléctricas. No se puede entrar lamentablemente en ninguna, aunque algunas cuentan con escaleras para asomarte desde fuera.

Vagones clásicos

En la parte central se encuentran los vagones; auténticas joyas sobre ruedas. Los más llamativos son dos grandes vagones donde se encontraba la cafetería del museo. Uno hacía las veces de almacén, mientras que el otro era la cafetería en sí.

Andén central del Museo del Ferrocarril de Madrid con los vagones restaurantes - Destino y Sabor

Andén central del Museo del Ferrocarril de Madrid con los vagones restaurantes – Destino y Sabor

Lamentablemente está cerrada desde hace tiempo, esperemos que sea por el Covid y que pasado esta crisis sanitaria se pueda reabrir. El lugar es súper chulo y nosotros lo echamos de menos.

Hay otros vagones sueltos; pero especial es un conjunto rodante, con gran carga histórica, como el vagón que llevó a Franco a reunirse con Hitler. Este tren fue realizado para Alfonso XIII, por lo que posee toda clase de comodidades. Posee diversas estancias visibles desde una pasarela permite ponerse a la altura para verlos desde fuera. Este tren también se ha usado en varias producciones, como el final del mismo, que es un lujoso comedor.

Interior del vagón de Franco, una pieza histórica del Museo - Destino y Sabor

Interior del vagón de Franco, una pieza histórica del Museo – Destino y Sabor

Otros vagones interesantes son, los vagones de tercera clase y otros que han sido adaptados. Había uno dedicado a una galería de pinturas y fotografías, pero está cerrado. Nuevamente, esperamos que sea por causas sanitarias.

Otros elementos en los andenes

En los andenes hay diversas piezas de diferentes orígenes. Desde maquetas a diversa escala, un cuadro de agujas, para dirigir trenes, una camioneta preparada para ir por raíles,.. Algunas son súper interesantes.

Museo de Ferrocarril de Madrid

Camioneta preparada para ir sobre raíles – Destino y Sabor

Otras partes de la exposición

Como la estación poseía varias salas usadas para diversas tareas, actualmente se usan como lugares expositivos. Hay una dedicada a la historia de la estación, con una maqueta a escala, que permite hacerse una idea de las verdaderas dimensiones de esta instalación, otra dedicada a las infraestructuras ferroviarias españolas,..

En el lado de las máquinas de vapor hay varias salas con mobiliario y enseres relacionados con el mundo ferroviario. Estas salas están cerradas en nuestras últimas visitas, puede que sea por el Covid. Estamos deseando que vuelvan a abrirse.

Sala de instalaciones ferroviarias - Destino y Sabor

Sala de instalaciones ferroviarias – Destino y Sabor

También hemos visto una sala dedicada a actividades infantiles. Estas hay que reservarlas a través de la web del museo.

En el exterior, se guardan varios elementos rodantes que no entran, por falta de espacio suficiente en el museo en sí. Algunos tan curiosos como un vagón grúa.

Otras actividades anexas al museo del Ferrocarril de Madrid

Además de esta colección permanente, hay varias asociaciones que comparten espacio en este museo, cada cual gestiona sus propias actividades, algunas de estas actividades ni siquiera están abiertas al público general, salvo en ocasiones especiales.

Fondo bibliotecario histórico

Aunque no es visitable en general, este museo gestiona una biblioteca con gran material histórico; inicialmente de las compañías privadas que iniciaron la implantación del ferrocarril en España en el siglo XIX, hasta las últimas. La propietaria y gestora de esta joya bibliográfica es estos fondos es la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

Material ferroviario histórico - Destino y Sabor

Material ferroviario histórico – Destino y Sabor

Modelismo ferroviario

Hay algunas salas, actualmente cerradas, con maquetas de trenes. No sabemos quién las gestiona realmente, si son del museo o bien son de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid, que desde la primera planta tienen unas salas donde han instalado algunas maquetas ferroviarias magníficas usando diferentes escalas. Algunas de un tamaño impresionante.

Modelismo ferroviario en las instalaciones de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid - Imagen de la Asociación

Modelismo ferroviario en las instalaciones de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid – Imagen de la Asociación

Esta asociación solamente la hemos visitado en las ocasiones en las que hemos coincidido con días de aperturas especiales. Realmente son fascinantes.

Trenes en el jardín

La asociación Círculo Madrileño Ferroviario (CIMAF) posee en el exterior de la propia estación un circuito de vías a escala 5’. Estos trenes permiten montarse a varias personas en sus vagones. Es una actividad súper divertida; ya que, al contar con varios cambios de aguja, el circuito puede variar bastante de un viaje a otro.

Esta es posiblemente una de las actividades más queridas de los más pequeños, ya que pueden vivir un tren “real”, aunque en miniatura.

Tren en el jardín - Destino y Sabor

Tren en el jardín – Destino y Sabor

Información de interés

El coste de las entradas es:
Menores de edad: 1,00€
Adultos: 1,50€
Abono de 6 viajes para menores de edad: 5,00€.
Abono de 6 viajes familiar: 7,50€.

Horario:
Este circuito no siempre está abierto. El horario es:
Sábados, de 11:00 a 13:30 horas.

Viaje en el Automotor 9121

Esta otra actividad se realiza también desde el jardín de la estación, y aunque resulta algo corta, es muy divertida como actividad en familia. Se trata de un viaje de apenas unos centenares de metros por la antigua vía de la estación en un autovagón, un vagón autopropulsado, con motor, que permitía unir pequeños núcleos rurales en los años 60’s y 70’s del siglo XX y que ha sido restaurado y es gestionado por la Asociación Madrileña para la Restauración de Material Ferroviario (AREMAF).

El viaje actual está bastante limitado, aunque en otra época hemos conocido como a lo largo de esos 10 ó 15 minutos, se conocían sus distintas estancias; tales como, las cabinas de pasajeros, un salón, una cocina y la cabina de conducción, además de ver cómo se conducía este automotor.

Automotor 9121 - Destino y Sabor

Automotor 9121 – Destino y Sabor

Esta actividad también atrae mucho a los más pequeños de la casa, pues este sí es un “tren” de verdad.

Información de interés

Como en el caso anterior, no siempre está abierto al público, por lo que, si quieres disfrutar de él, este es su horario:
Sábados, de 10:30 a 14:30 horas.
Coste del viaje (donativo): 1,5 €/billete.

En general, este Museo del Ferrocarril de Madrid es una pasada donde disfrutar en familia al menos un mañana, en especial la del sábado con las actividades abiertas. Ojo que con el Covid no está al 100%. Os recomendamos visitar la web del museo para revisar qué actividades están disponibles y cuáles no.

No os contamos nada de las visitas guiadas, porque nosotros pese a haber estado en muchas ocasiones, nunca hemos coincidido con una visita guiada. Seguro que, si te gustan los trenes y su historia, esta visita te tiene que encantar.

El Museo como lugar de eventos

Este museo también sirve como lugar para celebrar eventos de todo tipo, si bien, aunque está cerrado en su parte final por unas puertas acristaladas, en invierno puede resultar algo frío. Nosotros hemos estado en diversas ferias de enoturismo y salones del vino. El escenario es un lugar perfecto, pues se junta la magia del ferrocarril con los vinos, el turismo y la gastronomía.

Vídeo de nuestra última experiencia

Compartimos con vosotros este vídeo realizado en nuestra última visita:

Podréis conocer más vídeos con nuestras experiencias en nuestro canal de YouTube.

El Mercado del Motores

Independiente de la actividad museística de este museo madrileño, sus instalaciones sirven también para celebrar esta feria conocida como el Mercado de Motores, si bien temporalmente no se celebra por el Covid.

Mercado de motores prepandemia - Imagen del mercado de motores

Mercado de motores prepandemia – Imagen del mercado de motores

En sus andenes se celebra un mercado de estilo popular, como el que puedes ver en algunas otras grandes capitales de Europa. Se celebraba una vez al mes, por lo general los segundos fines de semana del mes y en él exponen diversos puestos con productos vintage, retro, y de segunda mano.

Según la web de la organización del Mercado de Motores, es posible que en marzo vuelvan abrirse las puertas de este singular mercado. De todas formas, consultar en la web, aquí.

Información de interés

¿Cómo llegar?

Seáis de Madrid o no (cuando se recupere la posibilidad de viajar libremente), este museo se encuentra actualmente en centro de Madrid, muy cerca de Atocha, otra estación monumental de la ciudad. Podéis llegar andando desde el centro, pero si viajáis desde otra parte, se llega en metro, en la parada de Delicias (línea 3) que te deja a la puerta; o bien en cercanías, desde la moderna estación de Delicias, adyacente a esta.

Salida del mentro Delicias, de la línea 3 - Imagen de Telemadrid

Salida del metro Delicias, de la línea 3 – Imagen de Telemadrid

¿Dónde comer?

Antaño, se podía comer algo en el tren cafetería del Museo de Ferrocarril de Madrid, pero actualmente está cerrada. En las inmediaciones hay bastantes lugares donde comer. Como sabréis, la oferta gastronómica de Madrid se amolda a todos los bolsillos.

Bocata de calamares de El Brillante - Imagen de Madrid Secreto

Bocata de calamares de El Brillante – Imagen de Madrid Secreto

Si queréis tirar un poco de “tópico”, subiendo unas cuantas calles, se llega a la zona de la Glorieta de Carlos V donde se encuentra el Museo Reina Sofía de arte moderno y otras instalaciones interesantes, pero también están los bares que ponen los famosos “bocatas de calamares” de Madrid. Quizás no sean los mejores, pero están buenos.

¿Dónde alojarte?

Al estar en una zona céntrica, tenéis muchos hoteles, pensiones y BnB en la zona. Todo depende de lo que queráis o podáis gastar. Madrid es una ciudad con mucha actividad, por lo que posee mucha oferta. Nosotros no hemos necesitado alojarnos nunca por la zona, pero viendo la oferta, te recomendamos por la pinta, AC Hotel Carlton Madrid, o el AC Hotel Atocha.

Entrada al hotel AC Carlton - Imagen del Hotel

Entrada al hotel AC Carlton – Imagen del Hotel

Y como os hemos dicho, en plan económico, los ibis del centro, tanto el Ibis Las Ventas, o el Ibis Centro.

Información práctica

Situación:
Museo del Ferrocarril de Madrid
Paseo de las Delicias, 61 (ver en un mapa)
28045 – Madrid,

Horario de apertura:
De octubre a mayo:
Viernes, sábado, domingo y festivos: de 10:00 a 15:00 horas.

De junio a septiembre:
Sábado y domingo, de 10:00 a 15:00 horas.

Precio de las entradas:
General: 3 €/persona.
Superreducida: 1 €/persona, para personas con discapacidad y desempleados.
Gratuita: Menores de 4 años, miembros del ICOM y de la AEM.

Breve historia de la estación de trenes de las Delicias

El edificio se construyó en 1879 siguiendo el diseño del ingeniero francés Émile Cachelièvre, aunque en el proyecto participaron también ingenieros españoles. El diseño supuso una innovación contractiva, con unos cimientos enterrados y unas uniones entre pilares y la celosía que forma la gran marquesina.

Una de las locomotoras más antiguas del Museo del Ferrocarril de Madrid - Destino y Sabor

Una de las locomotoras más antiguas del Museo del Ferrocarril de Madrid – Destino y Sabor

En este modelo constructivo fue el segundo edificio proyectado, pero dado que el primero se canceló; es el edificio más antiguo en usar este método que sigue siendo la base de los modelos modernos, por lo que supuso una gran innovación en su tiempo.

La inauguración de la estación se realizó el 30 de marzo de 1880 por el rey Alfonso XII acompañado del Gobierno de Cánovas del Castillo.

Inauguración de la Estación de las Delicias - Imagen de Archivo del Museo

Inauguración de la Estación de las Delicias – Imagen de Archivo del Museo

Su ubicación se debió a que estaba en la primera circunvalación de Madrid, que unía la estación de Mediodía, actualmente estación de Atocha y la estación de El Norte, actual estación de Príncipe Pío, en unos terrenos denominados, El Jardincillo, junto al antiguo “Palacio de las Delicias del Río”.

Desde 1883 se convirtió en una estación internacional, ya que de esta estación partían los trenes que unía las capitales de España y Portugal.

En 1928, la empresa que operaba esta estación estaba en bancarrota, por lo que fue nacionalizada por el Estado, que la integró en la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste, siendo esta estación la cabecera de esta empresa; en 1934 se inició el proyecto de electrificación de la línea principal, ya aunque se iniciaron los trabajos, en 1936 y a causa de la Guerra Civil se tuvieron que suspender los trabajos. Tras la guerra se unificaron todas las compañías ferroviarias en el ente estatal RENFE.

Estación de las Delicias en los años 60s del siglo XX - Imagen de Mikel Jude

Estación de las Delicias en los años 60s del siglo XX – Imagen de Mikel Jude

Tras la inauguración en 1969 de la estación de Chamartín, esta estación quedó relegada al tránsito de mercancías exclusivamente, aunque fue perdiendo hasta esa importancia a los pocos años; así que, se decidió que fuera la sede del Museo del Ferrocarril de Madrid en 1984.

La estación de las Delicias en el Cine

Esta estación se conserva bastante bien, por lo que resulta bastante interesante como escenario para films y series ambientadas en épocas de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX.

Estación de las Delicias en el cine - Imagen de Revista de Arte

Estación de las Delicias en el cine – Imagen de Revista de Arte

En la estación se han grabado películas tan conocidas, como Doctor Zhivago, Las cosas del querer, El amor perjudica seriamente la salud. En cuanto a series de televisión, recordamos Cuéntame cómo pasó, Acacias 38, Las chicas del cable, Los Serrano, El tiempo entre costuras y Muchachada Nui. En una sala del museo tenéis la relación completa.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.