Visita al Pazo de Vilane, un ejemplo de recuperación de patrimonio compatible con una explotación agraria

Pazo de Vilane - Imagen del Pazo
Pazo de Vilane - Imagen del Pazo

Casi sin querer, cuando se nombra la Galicia más mítica, las primeras ideas que acuden a nuestra cabeza son los cuentos de meigas, trasgos, almas errantes o un poco más sagrado, El Camino de Santiago, donde tanto el elemento cristiano y mitológico se funden en una tradición milenaria.

Pero también en esa Galicia más mágica, además de la Santa Compaña, encontramos dólmenes, castros o los Pazos,.. lugares rurales llenos de romanticismo y misterio, como aquel que tan bien recreo literariamente Doña Emilia Pardo-Bazán en su novela, -“Los Pazos de Ulloa”-.

El Pazo de Vilane, un pazo real

En esta publicación, encontraréis un pazo auténtico, el Pazo de Vilane, que se sitúa en el municipio de Antas de Ulla, Lugo, y por cuya comarca trascurren las últimas etapas del Camino de Santiago Francés.

El Pazo de Vilane - Imagen del Pazo

El Pazo de Vilane – Imagen del Pazo

Este pazo es un ejemplo de estas construcciones rurales, tan emblemáticas y reconocibles. En 1996 se convirtió en la primera granja de huevos camperos de España, pionera en este tipo de producción avícola.

Principales atractivos de Pazo de Vilane, la primera granja de huevos camperos de España

La vuelta a los orígenes

Esta construcción es antigua, bastante antigua, pero de nuevo regresa a la actualidad allá por 1996, cuando sus propietarios decidieron reemprender su vida en sus orígenes, dejando Madrid, para instalarse en Galicia. Un cambio radical, desde la vida urbanita al pazo familiar; que, por avatares de la historia, se había quedado sin actividad, sin uso y caminando inexorablemente hacia la ruina.

Gallinas del Pazo de Vilane - Imagen del Pazo

Gallinas del Pazo de Vilane – Imagen del Pazo

Un nuevo principio

Y así fue cómo comenzó un camino de emprendimiento que llevó a sus propietarios a reiniciar un negocio de venta de “huevos de casa”, con huevos puestos por gallinas en libertad, lo que hoy denominamos “huevos camperos”.

Huevos camperos de Pazo de Vilane - Imagen del Pazo

Huevos camperos de Pazo de Vilane – Imagen del Pazo

Esta iniciativa resultó ser pionera, ya que era una revolución eso de poner en el mercado huevos de gallinas en libertad, frente a los sistemas de producción más masivos, pero la idea funcionó y de esta forma se recuperaron también las fincas del pazo, retomando su antigua razón de ser, la actividad agrícola y ganadera.

Las fincas

Si bien el pazo es una explotación agraria y ganadera, pasear por sus prados y por las fincas que lo componen es un gustazo, pues es un contacto con la naturaleza, dentro de que es una explotación como tal. Y es que, ¡se nota que se está en el corazón de Galicia!

Granjas del Pazo de Vilane - Imagen del Pazo

Granjas del Pazo de Vilane – Imagen del Pazo

Estas en medio de verdor y frondosidad, y es que además de la naturaleza, el Pazo de Vilane también pone de su parte repoblando todos los años con árboles, gracias a un concurso de reutilización de su caja de huevos, en el 2021 van por su VIII edición.

Esta iniciativa, los todos participantes tienen un premio; plantar un árbol por cada idea de reciclado.

Gallinas en libertad

Otro punto interesante es contemplar a las gallinas en sus paseos diarios; en Pazo de Vilane, cada gallina posee varios metros de superficie en exclusiva en el parque exterior y pastos verdes durante todo el año, con los que complementan su alimentación y desarrollan una vida más natural y saludable.

Gallinas en semilibertad en el Pazo de Vilane - Imagen del Pazo

Gallinas en semilibertad en el Pazo de Vilane – Imagen del Pazo

Picotear la tierra, aletear, corretear o darse un baño de arena son las posibilidades que la libertad permite en el Pazo de Vilane, en lo que podríamos llamar –“el pastoreo de gallinas”-.

Las diferencias entre las gallinas camperas y las gallinas de suelo

A lo largo de la visita a esta explotación, aprendimos también las principales diferencias entre las gallinas camperas y las gallinas de suelo: Si bien las gallinas de suelo están libres de una jaula, pasan toda su vida dentro de una nave sin apenas luz solar ni aire puro; mientras que estas gallinas camperas, se pueden desplazar libremente.

Pastoreo de gallinas - Imagen del Pazo

Pastoreo de gallinas – Imagen del Pazo

El bienestar animal termina siendo esencial y un hecho diferenciador en la calidad y sabor de los huevos camperos frente a los de otras explotaciones.

El Pazo de Vilane es hoy un lugar de actividad y vida, un proyecto de recuperación de patrimonio histórico y una actividad económica que proporciona empleo y riqueza en medio de una de las zonas de la España Vaciada. Y es por eso, que resulta tan interesante de conocer y dar a conocer.

Información de interés

¿Cómo llegar?

Si te interesa visitar este Pazo de Vilane, tienes que ir hasta Antas de Ulla, en Lugo. Este pazo se encuentra en el Camiño de Vilane 31, en la nacional N640.

¿Dónde comer?

Nosotros no hemos comido aquí, aunque podemos recomendaros lo que nos dijeron gente de la zona; ya que esta explotación dista poco más de un kilómetro del centro Antas de Ulla; en este pueblo, nos hablaron de algo muy típico, aunque informal, en la Pulpería-Parrillada O Caseto; o bien más formal, con productos típicos de la comarca y de Galicia, aunque también tiene raciones y tapas, en el Hotel Restaurante Val.

Tapas del Hotel Restaurante Val - Composición de Destino y Sabor

Tapas del Hotel Restaurante Val – Composición de Destino y Sabor

También nos hablaron del Bar de la Plaza de Antas de Ulla.

¿Dónde dormir?

Si te interesa conocer la zona, pues estás en medio de la Galicia más mágica; un buen lugar para descansar es en el propio Hotel Restaurante Val; aunque si te gusta un estilo más casa rural, en la A Forxa Casa de Aldea, que posee todo el encanto de un antiguo caserón.

Casa Rural A Forxa Casa de Aldea

Casa Rural A Forxa Casa de Aldea – Imagen del hotel

Y veis como se pueden conjugar explotación económica, fijación de población y un respeto por la naturaleza y el patrimonio. Y aunque echamos de menos una verdadera experiencia, estaría genial contar con un restaurante de kilómetro cero, de la granja a la mesa, este sitio y sus productos, los huevos camperos, son una buena iniciativa.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.