Escapada de turismo familiar por la Carretera de los Pantanos

Carretera de los Pantanos - Destino y Sabor
Carretera de los Pantanos

Hace un tiempo, tuvimos la suerte de tener un fin de semana sin lluvias, al menos, no muchas y aprovechamos para salir a una escapada rápida a la zona sur de Gredos y Guadarrama, siguiendo la conocida como la Carretera de los Pantanos, en la parte madrileña.

Recorrimos los pueblos de Navas del Rey, Pelayos de la Presa, San Martín de Valdeiglesias y Colmenar de Arroyo y por último, en El Tiemblo, aunque ya sea Castilla y León, visitando Los Toros de Guisando. Esta zona es una de las subzonas de la DO. Vinos de Madrid. Aunque paramos en varios sitios, hay otros tantos que vimos o nos comentaron que eran de interés, especialmente bodegas y castillos.
 

Recorrido por la Carretera de los Pantanos

Esta carretera, la M501 discurre “paralela” a las cumbres del Sistema Central, entre la zona de El Escorial, hasta enlazar con Plasencia. Gran parte de su recorrido inicial está desdoblado como una autovía, pero ojo, porque no lo es toda. A su paso, se recorren zonas naturales de gran belleza, así como varios pantanos de la vertiente sur de este sistema montañoso y que son el origen de la buena agua que disfruta Madrid.
 

El Escorial

Este Real Sitio es de tal importancia que, habremos de dedicarle una entrada específica. Sin duda es uno de los mayores atractivos de Madrid, y junto al Valle de los Caídos, una de las escapadas más típicas a la Sierra de Madrid.

El Monasterio de El Escorial, desde el monte Abantos

El Monasterio de El Escorial, desde el monte Abantos

 

Navas del Rey

Llegamos a esta carretera M501. Este pueblo, como su nombre indica, es una Nava, es decir un terreno llano y despejado, con humedales y charcas. Tras su reconquista, se instaló un pabellón de caza, en una pequeña fortaleza, de la que hoy se conservan solo algunas ruinas. Durante un tiempo, fue un lugar de extracción de minerales; una cantera al aire libre.

El pueblo es el típico pueblo de páramo, aunque su casco histórico es cada vez más pequeño frente al crecimiento en el extrarradio de urbanizaciones nuevas. No obstante, su plaza mayor, típica castellana, tiene su interés, con sus soportales y su iglesia, dedicada a San Eugenio Obispo. Esta iglesia es una rehabilitación tras la Guerra Civil, pues la construcción barroca original, quedo seriamente dañada.
 

Centro de Fauna José Peñas

La visita a este centro fue la excusa para empezar esta escapada. Se trata de un centro de acogida de animales salvajes que por sus condiciones ya no pueden volver al medio salvaje. En muchos casos, son animales heridos, cuyas lesiones no permitirían su plena independencia en libertad, o bien animales que por su larga exposición al contacto humano, son incapaces de sobrevivir sin ayuda del hombre. No es, por tanto, un zoológico.

Aunque la entrada no es muy atractiva, su contenido compensa con creces esa primera impresión. Hay que tener en cuenta que se trata de un centro privado, que se mantiene gracias a algunas subvenciones y ayudas, donaciones y el precio de las entradas, que no es muy alto. La visita se puede realizar en unas pocas horas, o todo el día, si eres un apasionado de los animales. Tiene un recorrido marcado que permite visitar los diferentes recintos.

Humedal recuperado en la reserva de la Fauna José Peñas - Destino y Sabor

Humedal recuperado en la reserva de la Fauna José Peñas – Destino y Sabor

A lo largo del mismo, primero se visita una zona con establos, donde se protegen unos burritos y un caballo. Tras esto, a la antigua cantera, que se ha rehabilitado como un humedal donde invernan y hacen escala actualmente muchas aves acuáticas. Después se llega a la zona más alta, donde varios herbíveros, un lobo ibérico (había más, pero debían estar en la lobera y nos los vimos) y unas cabras montesas, comparten el promontorio donde se encuentran los restos de una fortaleza, que en época de Juan II y Enrique IV fue un pabellón de caza.

Nuevamente bajamos y encontramos una zona donde hay más animales de granja, con diferentes especies de gallinas, cabritillos, cerdos y jabalíes. Es posiblemente la que más gusta a los peques, porque están más accesibles. Tuvimos la suerte de ver unos pequeños jabatos de pocos días que corrían y jugaban en el barro. Junto a esta zona, hay un área de descanso, con varios celadores donde se puede hacer picnic. El día de nuestra visita, no tenían comida, pero nos han dicho que hay días que sí disponen de bocadillos. También hay una zona de columpios infantiles, donde los niños disfrutan de otro entretenimiento más.

Animales reserva de la Fauna José Peñas - Destino y Sabor

Animales reserva de la Fauna José Peñas – Destino y Sabor

Y la última parte está dedicada a aves rapaces que han llegado heridas y necesitan ayuda de los responsables del centro. Hay gran cantidad de búhos, halcones y cernícalos. Incluso hay un pequeño pabellón con oscuridad para aves nocturnas. Aunque, lo que más llama la atención es el recinto de los buitres. Allí varios especímenes se pueden observar a muy poca distancia. Realmente impresionante, tanto por el tamaño como por su apariencia.

Buitres leonados de la reserva de la Fauna José Peñas - Destino y Sabor

Buitres leonados de la reserva de la Fauna José Peñas – Destino y Sabor

Información de interés

Horarios del Centro de Fauna Salvaje José Peñas

    Del 1 de Noviembre al 31 de Marzo

      De martes a sábado, de 10:00 a 18:00 horas, en horario ininterrumpido.
      Domingos y festivos, de 11:00 a 18:00 horas, en horario ininterrumpido.

    Del 1 de Abril al 31 Octubre

      De martes a sábado, de 10:00 a 19:00 horas.
      Domingos y festivos, de 11:00 a 18:00 horas.

    Lunes cerrado.

 
Precio de las entradas
Visita autoguiada:

    Niños de 0 a 2 años entran gratis.
    Niños, hasta 12 años: 6€.
    Adultos: 7€.
    Jubilados, estudiantes, desempleados y discapacitados: 6€.

 
Situación de la reserva

 

Pelayos de la Presa

Por este Pueblo simplemente pasamos. Se encuentra tras pasar la presa de San Juan. Para llegar a este este pueblo, es necesario discurrir por un desfiladero, aunque está suficientemente abierto, como para que entre luz y la carretera discurra por un paraje natural de gran belleza. Aunque ojo a la conducción.

A la entrada del pueblo, hay una desviación, que pasando por las ruinas del monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias, una construcción del siglo XIII, aunque con añadidos barrocos. Está en ruina desde la desamortización de Mendizábal. En el caso histórico, este pueblo es bastante similar al anterior. Hoy casi no se ve, debido a una circunvalación, pero en un su interior se encuentra un rollo jurisdiccional de gran valor histórico artístico. Además, en esta población, se encuentran las instalaciones recreativas del pantano de San Juan.
 

Centro de ócio, Aventura Amazonia Pelayos

Se trata de un parque de ocio y aventuras, con deportes y actividades al aire libre. Se llega desde la desviación hacia el Monasterio de Santa María, siguiendo apenas unos pocos metros más ese camino. En su interior, podréis disfrutar de diversos recorridos, con saltos, puentes y tirolinas. De hecho presumen de tener la tirolina más larga de España.

Parque Aventura Amazonia de Pelayos - Destino y Sabor

Parque Aventura Amazonia de Pelayos – Destino y Sabor

Información de interés

Situación
Aventura Amazonia Pelayos


 

San Martín de Valdeiglesias

Aunque la zona estuvo habitada desde tiempo antiquísimos, San Martín de Valdeiglesias nace oficialmente como una aldea dependiente del Monasterio de Santa María de Valdeiglesias, el monasterio situado en Pelayos, en el siglo XIII. Durante el siglo XV, varias revueltas de campesinos contra los frailes fue usado por el valido Don Álvaro de Luna para apropiarse de la villa en época del reinado de Juan II. Un poco más adelante, se edificaría el castillo de San Martín de Valdeiglesias. Don Álvaro de Luna mandó construir este castillo a modo de pabellón de caza, como otros que había en la zona. Hoy uno de sus principales intereses turísticos.

Castillo de Coracera de San Martín de Valdeiglesias

Este castillo, mandado construir por Álvaro de Luna para él y sus descendientes, en su denominación original era Castillo de Corcuera, en recuerdo de uno de sus propietarios, don Juan Antonio Corcuera, pero, en los años 60’s del siglo pasado una errata en un folleto turístico, le cambio el nombre y finalmente, fue más conocido por el nombre erróneo. En este castillo, se han albergado importantes personalidades, como la reina Isabel La Católica.

Actualmente, este castillo está gestionado por el ayuntamiento, propietario del mismo. Gracias a las rehabilitaciones de los años 40’s del siglo pasado y unas recientes en 2003, el estado es muy bueno, lo que permite su explotación como recurso turístico de la villa, además de albergar la Vinoteca de los Vinos de Madrid. No olvidemos que estamos en la capital de una de las subzonas de esta denominación de origen. El Castillo no está decorado con mobiliario antiguo o piezas ornamentales, y puede ser alquilado para eventos y celebraciones.

Información de interés

    Situación del Castillo de Coracera
    Castillo de Coracera

     
    Horario de apertura

      Viernes, de 17:00 a 19:00 horas.
      Sábados, de 11:00 a 14:00 horas, y de 17:00 a 19:00 horas.
      Domingos, de 11:00 a 14:00 horas.

     
    Precio de la visita

      Adultos 3 €.
      Pensionistas y niños (a partir de 5 años) 2 €.
      Empadronados em San Martín de Valdeiglesias 1 €

 

El Bosque Encantado

Este jardín se encuentra a poca distancia de San Martín de Valdeiglesias. Posee una desviación al mismo desde la carretera M501, nuestra carretera de los Pantanos. Conocíamos el jardín de El Bosque Encantado desde hace tiempo, pero de vez en cuando está bien regresar, pues cada cierto tiempo van actualizando las esculturas realizadas con una técnica traída de Japón, lo que hace que hasta donde sabemos este jardín sea único en Europa en su género.

Dragón de El bosque encantado - Destino y Sabor

Dragón de El bosque encantado – Destino y Sabor

Información de interés

 
Tarifas

    Adultos 11 €.
    Desempleados, Discapacitados, Familias numerosas y Carnet Joven (Imprescindible mostrar carnet en taquilla) 9 €.
    Niños hasta 12 años, personas mayores de 65 años (Presentando DNI) 7 €.
    Grupos de más de 18 personas consultar precio especial en +34 608 745 400.

 
Horarios:

    Abierto de jueves a domingo, de 10:30 horas, hasta el anochecer.

 

Otros atractivos de San Martín

Además de pasear por su centro histórico, tampoco muy grande y en el que destaca, además del castillo, la Iglesia parroquial dedicada a San Martín Obispo, de estilo renacentista Herreriano; También, las calles en cuesta, que son las típicas de un pueblo castellano. De hecho su cultura, tradiciones y gastronomía es más similar a las de Ávila, donde destaca la tapa de Patatas Revolconas, que puedes tomar en casi cualquier bar un fin de semana, -“a la hora del Vermut

También son interesantes las ermitas, entre ellas, la del Ecce Homo, la de Nuestra Señora de la Salud, la del Rosario, la de la Sangre y la del Santísimo Cristo del Humilladero.

Enoturismo en San Martín de Valdeiglesias

Aunque nosotros solo hemos visitado una bodega en este Pueblo, las Bodegas Bernabeleva, que están preparadas para el enoturismo, al menos nos han contado que existen otras tres más adscritas a la Denominación de Vinos de Madrid, y algunas ofrecen igualmente enoturismo.
 

Toros de Guisando

Avanzando un poco más, se alcanza al poco de la salida de San Martín de Valdeiglesias los Toros de Guisando. Aunque por poco, se encuentra en Castilla y León.

Los Toros de Guisando en la actualidad - Imagen de Destino Castilla y Léon

Los Toros de Guisando en la actualidad – Imagen de Destino Castilla y Léon

Se tratan de cuatro becerros, o toros, u osos, como se ha llegado a decir, aunque no estamos muy convencidos de ello, de época prerromana. Actualmente cuentan con un vallado que impide su visión, siendo necesario pasar por una caseta, donde encuentras información de estas esculturas, con diversas interpretaciones.

Situación:

    Carretera del Tiemblo al Soltillo de Grada, AV904, s/n (Ver en un mapa)
    05279 – El Tiemblo, Ávila

 
Horario de visitas:

    Abierto al públicos los viernes, sábados, domingos y festivos del año.
    Además de los tres primeros miércoles de cada mes.
    En verano: Desde las 10:00 horas hasta las 14:00 horas y desde las 15:00 hasta las 21:00 horas.
    En Invierno: Desde las 10:00 hasta las 14:00 horas y desde las 15:00 hasta las 18:00 horas.

 
Coste de la entrada

    Entrada general: 2€/persona.
    Menores de 14 años acompañados gratuito.
    Entrada gratuita los primeros viernes de cada mes y los miércoles que abren

 

Visita a las Bodegas Fuentegalana

Siguiendo por esta carretera, ya en Castilla y León, se encuentra la Bodega Fuentegalana. Una bodega adscrita a la DOP Cebreros. Esta bodega, por un tema legal, no podía estar en la DO Vinos de Madrid, pese a que comparte con las bodegas de San Martin de Valdeiglesias, terreno, clima y tradición.

Esta bodega ofrece enoturismo. Ya tuvimos contacto con ellos, hace unos años, durante la III TuitQuedadamicológica en Hoyocasero, Ávila. Donde nacimos como proyecto.

Situación de la Bodega Finca Fuentegalana
Carretera M-501, Km 65 (ver en un mapa independiente)
05429 – Navahondilla, Ávila
 

Cenicientos

Este es el último pueblo de nuestra ruta, y el último en la Comunidad de Madrid, ya que limita con Ávila y Toledo. Nos hemos salido de Carretera de los Pantanos, M501. El pueblo no es muy diferente de lo que veníamos viendo en los anteriores. Nuestro objetivo era visitar la conocida como Piedra Escrita, aunque hemos visto que en su entorno hay una serie de rutas de senderismo por unos parajes naturales de extraordinaria belleza.

Sitios arqueológicos

En Cenicientos se ha localizado una necrópolis visigoda, que algunos atribuyen a los primeros pobladores, pero posiblemente, la pieza más interesante sea esta piedra, conocida como Piedra Escrita. Un monolito con un bajo relieve de época romana que estuvo dedicada a la diosa de la caza Diana, pero que en época medieval se retocó para ser un lugar dedicado a las tres Marías de los evangelios.

El sitio está como a cuatro kilómetros del casco urbano, medio del monte. Bastante poco protegido, a nuestro humilde entender.
 

Fuera de la ruta, fuimos a comer a Colmenar de Arroyo

De este pueblo, poco os podemos contar, ya que tan solo vimos la iglesia parroquial; una edificación en granito de los siglos XVI y XVII, dedicada a Nuestra Señora de La Asunción. Nos cuentan que hay puentes de época romana y medieval, pero no lo vimos, ya que fuimos exclusivamente a comer al Restaurante El Mesón de Doña Filo.
 

El Mesón de Doña Filo

Fuimos a dar con este restaurante casi por casualidad. No pudimos aparcar a la puerta, porque Colmenar de Arroyo es el típico pueblo calle, donde todo se articula a lo largo de una calle principal que lo atraviesa; en este caso convertido en travesía, y las calles anexas son pequeñas y estrechas. Tampoco es un problema, porque junto al polideportivo hay sitio de sobra.

El lugar es agradable. No muy grande. El servicio cercano y se respira familiaridad. Lo curioso de este restaurante es que, no hay carta. Solo un menú; que preparan semanalmente, maridado con los vinos disponibles, con el objetivo de hacer una experiencia única e irrepetible.

Carretera de los Pantanos

Fachada de El Mesón de la Filo – Destino y Sabor

Durante nuestra visita, estaban celebrando su XX aniversario, así que el menú era un menú degustación, con varios aperitivos, entrantes, una combinación de varios primeros y varios segundos, en raciones degustación. No obstante, es posible elegir platos sueltos de este menú. Esta fue la opción que elegimos nosotros, y entre los aperitivos, incluidos; un primero a compartir y cada cual un segundo, salimos muy satisfechos.

El sitio, barato no es, pero tampoco rompe la cartera, sobre todo teniendo en cuenta que es un restaurante con Estrella Michelín. El menú degustación sale por unos 50 €/comensal, pero incluye además varios vinos interesantes, que nuestros compañeros de A Tavola con il Conte, indicaron que eran muy interesantes. Nosotros no pagamos tanto.

Situación del restaurante El Mesón de Doña Filo

 
 
Y ya no nos da más de sí el día. Menos mal que lo hicimos en uno de estos días largos. Lo peor suele ser la vuelta, y no porque se acaba el día de escapada, si no, porque esta carretera se vuelve un tanto ratonera hasta que se llega al desdoblamiento. La zona es preciosa y un poco más adelante se encuentran los abulenses valle de Iruelas y el valle del Tietar, zona también conocida como Gredos Sur, por lo que es muy visitado.

Alojarse en la zona

Esta zona madrileña, es colindante con la zona del Valle de Iruelas y el Valle del Tietar. Ambos a cuál más bonito, sobre todo un año que la lluvia permita a la sierra de Gredos mantenerse verde y frondosa; e incluso en otoño, es rica de paisajes. Y ¿Por qué no decirlo? De una gran oferta micoturística.

Carretera de los Pantanos

Carretera de los Pantanos

En esta entrada tan solo hemos dado unas pinceladas de lo que puede ofrecer la Carretera de los Pantanos, llegado el caso, si tenéis tiempo, os aconsejamos pasar todo un fin de semana y disfrutar de un entorno único, a apenas, 1 hora de Madrid, o de Ávila, o de Toledo,.. En el siguiente enlace, encontraréis las mejores ofertas de alojamiento en San Martín de Valdeiglesias, en Madrid, en Almorox, Toledo; o en El Tiemblo, en Ávila.
 

Mapa de la escapada familiar por la Carretera de los Pantanos


Ruta de la escapada familiar por la Carretera de los Pantanos

 
 
¿Así qué? ¿Has pensado ya cuando puedes hacer una escapada por esta Carretera de los Pantanos, y descubrir todo lo que puede ofrecer una escapa de turismo de interior? Naturaleza, paisajes, historia, enoturismo,... Si ya conoces la zona, Déjanos en un comentario qué más cosas nos recomiendas visitar a lo largo de esta carretera.
 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.