Qué ver, si solo dispones de un día en Pamplona

Pasar un día en Pamplona - Destino y Sabor
Pasar un día en Pamplona - Destino y Sabor

Recientemente, hemos podido regresar a Pamplona, histórica ciudad, capital del reino de Navarra y uno de los ejes de nuestra reconquista. Fruto de ese legado es una ciudad atractiva e interesante. Ya te decimos, que hubo muchas cosas que no nos dio tiempo a ver, ya que de los días que estuvimos, dedicamos menos de uno a la ciudad y otro para hacer una ruta visitando parte de su entorno.

Información de interés sobre Pamplona

Cómo llegar

Pamplona está en una encrucijada de caminos, está conectado por las autovías A12, A21 y la autopista de peaje AP15. No obstante, las carreteras nacionales están bastante bien; al menos hacia el sur. Hacia el norte, cuenta con la carretera nacional N135 que une Pamplona con Roncesvalles, origen del Camino de Santiago Francés en territorio Español.

Dónde comer

Cuidado, porque aquí nos llevamos una sorpresa, ya que vimos menos oferta de la que esperábamos, al menos por el centro, fuera de algunas franquicias. No obstante, en la Plaza Mayor había varios sitios; en uno de ellos disfrutamos de un magnífico menú del día. Como nos acompañaban los amigos de A Tavola con il Conte, ellos os lo contaran, como hicieron en el Restaurante La Mandarra de la Ramos.

Comer en el Restaurante El Kiosko de Pamplona - Imagen cortesía de A Tavola con il Conte

Comer en el Restaurante El Kiosko de Pamplona – Imagen cortesía de A Tavola con il Conte

Donde alojarte

Nosotros encontramos un buen alojamiento en Pamplona, relativamente bien situado y muy familiar. El Hotel Sancho Ramírez, en frente del parque Yamaguchi. No obstante, seguro que existen otras opciones donde puedes elegir para hacer noche en Pamplona. Te adelantamos que durante la semana de San Fermín, encontrar un hotel en la ciudad se vuelve muy complicado; si piensas ir, haz la reserva con mucho tiempo.

Hotel Sancho Ramírez de Pamplona - Destino y Sabor

Hotel Sancho Ramírez de Pamplona – Destino y Sabor

Cosas que ver en Pamplona en un día

Esta ciudad está llena de historia, por lo que tiene mucho que ver, más allá de los famosos Sanfermines. Nosotros estamos seguros de que solo vimos una parte pequeña, y nos gustó. Tendremos que ir en otra ocasión y dedicarle más tiempo.

Brevísima historia de la ciudad

Esta sección te pondrá en contexto lo que vamos a ver. La ciudad es muy antigua, unos 2000 años, ya que fue fundada oficialmente para alojar a antiguos legionarios romanos leales al cónsul Pompeyo, rival de Julio Cesar en el ocaso de la república romana. Aunque hay leyendas que indican que pudiera haber algún asentamientos previo vascón, pero ni se han encontrado restos arqueológicos, ni documentales.

La ciudad fue prosperando bajo dominio romano, ya que mantenía la presencia imperial en esta zona de la península ibérica. Con la llegada de los pueblos germanos, pasa a ser una ciudad visigoda. Desde ella se proyectaba el dominio visigodo sobre los pirineos occidentales. Fue arrasada y sojuzgada durante la dominación islámica, aunque la alianza entre la nobleza local, mezcla de vascones, visigodos e hispanorromanos, con el clan muladi de los Banu Qasi, hizo que tuviera una cierta independencia frente al invasor y se transformara en un foco de resistencia cristiano, derivando en el Reino de Pamplona, cuyos reyes emparentarían con todas las familias reinantes del norte cristiano.

Burgos o barrios de Pamplona - Imagen de la Fundacion Lebrel Blanco

Burgos o barrios de Pamplona – Imagen de la Fundación Lebrel Blanco

Los reyes de Navarra estarían presentes, junto a los otros reyes en la mítica batalla de Las Navas de Tolosa, de donde se dice, aunque es más leyenda que verdad, que las “cadenas” del escudo pamplonés proceden de un trofeo de guerra, las cadenas de la Guardia Negra del califa ”Miramolin”. En 1512 Fernando el Católico, al mando de tropas castellanas, integra Navarra en la monarquía hispánica.

En 1572, Felipe II mandaría construir los baluartes, construcciones militares renacentistas que detuvieron por un tiempo en avance de las tropas napoleónicas. Esta fortaleza, se conserva y es un jardín muy atractivo para visitar.

Principales lugares que debes visitar si solo tienes un día

Como te hemos dicho, no es posible visitarlo todo y ni verlo todo, así que te vamos a contar nuestro recorrido con los principales puntos de interés que vimos. No pudimos entrar en todos los lugares que nos hubiera gustado, pero así tenemos la oportunidad de volver.

Ciudadela de la Ciudad

Como hemos indicado, Felipe II ordena construir una fortaleza en planta de estrella de 5 puntas y con baluartes. Estas construcciones defensivas son típicas en el renacimiento. La principal defensa es esta ciudadela, que está al sur de la ciudad histórica; pero al norte y al este, existen varios baluartes que permitían la defensa de la ciudad. Esos no nos dieron tiempo a visitarlos. Allí, nos han dicho existe Centro de Interpretación de las Fortificaciones de Pamplona, este centro se encuentra en uno de los extremos del parque de la Media Luna muy cerca de la plaza de toros.

Baluartes de la Ciudadela de Pamplona desde lo alto de Centro de Congreso El Baluarte - Destino y Sabor

Baluartes de la Ciudadela de Pamplona desde lo alto de Centro de Congreso El Baluarte – Destino y Sabor

Pocas veces la ciudadela fue sitiada, pero una vez sí llegó a ser conquistada. La conseguida por las tropas napoleónicas que usaron el engaño para hacer bajar la guardia a los guardianes de las puertas.

Parque de la Ciudadela, con sus baluartes - Destino y Sabor

Parque de la Ciudadela, con sus baluartes – Destino y Sabor

Actualmente es un parque con amplias explanadas verdes. Como nuestra vivista empezó a primera hora de la mañana, vimos a bastante gente corriendo, haciendo deporte, o paseando. Para entrar, hay que hacerlo por alguna de sus 5 puertas. La más llamativa, la de puerta que da a la Avda. del Ejército. En su interior hay diversas muestras de arte contemporáneo en los antiguos pabellones y dependencias.

Iglesia de San Lorenzo

Esta es una de las tres iglesias fortalezas que tenían los burgos o barrios constituyentes de la ciudad actual de Pamplona. Eran fortalezas porque estos tres focos urbanos estaban en continua guerra civil. A esta iglesia se llega desviándonos un poco por el paseo del Doctor Aznarui.

Lateral de la Iglesia de San Lorenzo - Destino y Sabor

Lateral de la Iglesia de San Lorenzo – Destino y Sabor

Su actual aspecto es neoclásico, ya que del templo original, gótico, apenas hay nada a la vista debido a las sucesivas reformas del siglo XVII y XVIII, que fueron superponiéndose.

Paseo Sarasate

Adentrándonos en la ciudad histórica, dejando a un lado el Palacio de Exposiciones (no sabemos si darle ese nombre) “El Baluarte”, nos encontramos con un paseo o plaza alargada; se trata del Paseo de Sarasate. En él, se encuentra el monumento a los Fueros de Navarra. De este paseo llama la atención las esculturas de los Reyes Pamploneses y Navarros, copias de los que se iban a colocar en la azotea del Palacio Real de Madrid, pero que actualmente decoran la Plaza de Oriente.

Paseo Sarasate de Pamplona - Destino y Sabor

Paseo Sarasate de Pamplona – Destino y Sabor

A lo largo de este paseo, encontramos varios edificios importantes, aunque el más destacable es la iglesia de San Nicolás, un curioso ejemplo de iglesia fortaleza que se erigió para defender a uno de los tres burgos o barrios, fundadoras de la ciudad de Pamplona moderna.

Iglesia de San Nicolás

Nos desviamos del Paseo Sarasate para visitar esta iglesia. Tiene un aspecto tanto de iglesia, como de fortaleza. Según nos cuentan, se edificó en el siglo XII, por lo que aún se conservan restos románicos con transiciones al gótico. Esto fue, porque un incendio arrasó la construcción original y hubo que reconstruirla. Llego a poseer tres torres vigías, aunque actualmente solo se conserva una. La mayor parte de sus muros son los originales góticos, así como las verjas, pero con el paso del tiempo, la mayor parte de ellos han sido remodelados en diferentes estilos, aunque mantiene una cierta armonía ecléctica.

Iglesia de San Nicolás de Pamplona - Destino y Sabor

Iglesia de San Nicolás de Pamplona – Destino y Sabor

Su interior se distribuye en una planta de cruz latina con tres naves cerradas con bóvedas de cañón apuntado en las laterales y de crucería en la central. Lo que nos indica su construcción protogótica. En su interior destaca un órgano barroco. Decorando sus muros, se exhiben 4 escudos que representan a los 3 barrios originales de Pamplona y el definitivo de la unificación.

Torre campanario y cuerpo defensivo de la Iglesia de San Nicolás - Destino y Sabor

Torre campanario y cuerpo defensivo de la Iglesia de San Nicolás – Destino y Sabor

Plaza de San Francisco de Asís

Siguiendo por la calle San Miguel, llegamos a la plaza de San Francisco de Asís. Donde destaca un monumento a este santo. En esta plaza hay unos columpios, en un parque infantil, donde hacer una parada si vais acompañados de niños pequeños. Esta plaza está presidida por dos imponentes edificios. Uno, un colegio; mientras que el otro se trata de un edificio de estilo modernista; Es la biblioteca pública San Francisco de Asís.

Biblioteca pública en la Plaza de San Francisco de Asís - Destino y Sabor

Biblioteca pública en la Plaza de San Francisco de Asís – Destino y Sabor

Cámara de Comptos de Navarra

Siguiendo por una de las calles laterales de esta biblioteca, se llega a la Cámara de Comptos de Navarra, un edificio gótico que desde el siglo XIII alberga una especie de Tribunal de Cuentas del reino de Navarra. Este edificio es el edificio civil más antiguo de Pamplona.

Cámara de Comptos de Navarra - Imagen de VisitarNavarra

Cámara de Comptos de Navarra – Imagen de VisitarNavarra

Durante años albergó un archivo histórico, uno de los más importantes del mundo sobre la baja edad media.

Iglesia de San Saturnino

Bajando por esta misma calle, la de Florencio Ansoleaga, llegamos a esta otra iglesia importante e interesante de Pamplona, por ser la homóloga a San Nicolás. Una iglesia fortaleza, que defendía el barrio de San Cernín, de mayoría francesa. Así, sus torres estaban rematadas por almenas y matacanes. La actual construcción es gótica del siglo XIII, aunque se sabe que anteriormente existió una construcción similar de época románica.

Iglesia de San Saturnino - Destino y Sabor

Iglesia de San Saturnino – Destino y Sabor

Actualmente, además de sus torres, destaca su pórtico gótico, decorado con bellas tallas, en las que destacan Santiago peregrino y San Saturnino. Su interior, gótico de una única nave y ábside poligonal, posee capillas entre sus contrafuertes. Debió poseer un claustro. Un dato curioso es que, son las campanas de su torre, las que marcan el inicio de los Sanfermines.

Civivox Condestable

En la otra esquina de la Iglesia de San Saturnino, esta este edificio, llamado Civivox Condestable. Desconocemos cómo ha llegado al actual aspecto este edificio usado para conferencias, exposiciones, cursos formativos,.. pero parece que es una rehabilitación bruta de un edificio histórico.

Palacio del Condestable Civivox - Imagen de laguiadepamplona

Palacio del Condestable Civivox – Imagen de laguiadepamplona

Cuesta de Santo Domingo

Pasar por Pamplona y no hablar de los sanfermines no tiene sentido. No obstante, lo dejamos para más adelante. Bajamos un poco por la cuesta de Santo Domingo, donde se encuentra en una hornacina la escultura de San Fermín, Patrón de Pamplona y al que se enmiendan, según la tradición, los corredores de los encierros más universales.

Cuesta de Santo Domingo en Pamplona - Imagen de Guía Ilustrada de Navarra

Cuesta de Santo Domingo en Pamplona – Imagen de Guía Ilustrada de Navarra

Volviendo a subir, llegamos siguiendo el recorrido de los encierros a la Plaza Consistorial de Pamplona.

Plaza Consistorial

Otro punto importante de los sanfermines, ya que desde esta plaza, donde se encuentra el Ayuntamiento, construido tras el Privilegio de la Unión, de estilo barroco, se da el chupinazo cada 6 de julio, a las 12 de la mañana.

Ayuntamiento de Pamplona - Destino y Sabor

Ayuntamiento de Pamplona – Destino y Sabor

Nos llamó la atención que es una plaza pequeña. En televisión siempre parece mucho mayor, pero realmente no lo es. Lo que si vimos fue muchos turistas y muchas tiendas de franquicias y recuerdos.

La curva de estafeta

Seguiremos por la calle Mercaderes, otra mítica calle del recorrido de los encierros. Allí se encuentra la famosa curva de Estafeta, donde tradicionalmente los toros y los corredores resbalan en un giro de casi 90 grados. En nuestra visita, aquí nos desviamos para, subiendo por la calle de la Curia, subir hasta la Catedral de Pamplona.

Curva de Estafeta, cuesta reconocerla sin toros y corredores - Destino y Sabor

Curva de Estafeta, cuesta reconocerla sin toros y corredores – Destino y Sabor

La Catedral de Pamplona

Construida en lo más alto de Pamplona y tras una subida no muy larga, se llega en lo más alto, a esta catedral. Su fachada impresiona con su marcado estilo neoclásico de Ventura Rodriguez; pero al pasar sus puertas, nos encontramos con una construcción gótica. Esta construcción se asienta sobre una serie de construcciones previas que se remontan a la Pamplona romana. Quizás fuera una acrópolis como la localizada en lugares como Segóbriga, Tarragona, por hablar de ciudades romanas en España.

Fachada neoclásica de la Catedral de Pamplona - Destino y Sabor

Fachada neoclásica de la Catedral de Pamplona – Destino y Sabor

Este complejo es posiblemente el más extenso y completo de España, ya que conserva elementos de un monasterio, con sus almacenes, claustros, refectorio, cocinas,.. Sin duda merece la pena pasar un buen rato descubriendo los secretos de esta catedral.

Planta de la Catedral de Pamplona, haz clic para abrir en grande - Imagen de Wikipedia

Planta de la Catedral de Pamplona, haz clic para abrir en grande – Imagen de Wikipedia

En su interior se conserva el panteón de los reyes de Navarra, aunque los que destacan son los sepulcros de su benefactor, Carlos III el noble y su reina consorte, Leonor de Trastámara. Son de una calidad única y llegan hasta nosotros en unas condiciones de conservación extraordinarias.

Detalles del interior de la Catedral de Pamplona - Destino y Sabor

Detalles del interior de la Catedral de Pamplona – Destino y Sabor

Calle Estafeta

Dando una vuelta por la parte alta de la Catedral, bajamos por una paralela a la calle curia, donde encontramos varios locales de tapeo o donde comer, pero que no nos terminaron de agradar.

Calle Estafeta de Pamplona - Destino y Sabor

Calle Estafeta de Pamplona – Destino y Sabor

Llegamos hasta la calle Estafeta y ahora retomamos el recorrido de los encierros. Esta calle es bastante angosta, dicho sea. Por ella continuamos hasta llegar a la esquina con calle Javier, donde se encuentra un imponente edificio señorial, y por cuyo lateral, llegamos a la Plaza del Castillo.

Plaza del Castillo

Esta plaza es enorme, dado el tamaño de Pamplona. En este solar debió haber un castillo medieval, que fue tomado por Fernando “El Católico” tras casi dejarlo como una ruina. Tal era el estado, que se demolió para usar con sus piedras otro castillo. Felipe II decidiría demoler este segundo castillo y con sus piedras, empezar a construir la Ciudadela que vimos al inicio.

Templete de la Plaza del Castillo - Destino y Sabor

Templete de la Plaza del Castillo – Destino y Sabor

En la actualidad, hay gran diversidad de estilos constructivos, por lo que no existe una homogeneidad. En esta plaza hay un precioso templete y es donde se encuentra un lateral del edificio Palacio de Navarra, sede de la Diputación provincial de Navarra. También en esta plaza está el Casino y restos de la muralla medieval.

Plaza del Castillo de Pamplona - Destino y Sabor

Plaza del Castillo de Pamplona – Destino y Sabor

En este gran espacio abierto, con edificios porticados, hay un gran número de bares y restaurantes. En uno de ellos fue donde comimos, ya que tenía una terraza que a esa hora estaba entre sol y sombra, lo que lo hacía muy agradable. El bar restaurante El Kiosko; en él tomamos un vino rosado Príncipe de Viana. Un vino muy agradable de la DO. Navarra.

Plaza de toros de Pamplona

Recorriendo la plaza, saldremos hacia la avenida de Carlos III el Noble, el último gran rey de Navarra. Aunque nos desviamos un poco hacia la curva de Telefónica, conocida por ser la última curva del recorrido de los encierros, y justo ahí, se encuentra la Plaza de toros de Pamplona. Seas o no taurino, hay que reconocer su importancia.

Plaza de Toros de Pamplona

Plaza de Toros de Pamplona

Sin haberla visto por dentro, por fuera, no obstante, nos pareció bastante sosa. Tiene un primer círculo que puede parecer antiguo, pero luego, no deja de ser un graderío de hormigón armado. Dentro de este mundillo, nos indican que esta plaza es la cuarta o quinta más importante del mundo en cuanto a localidades y a calidad de los espectáculos taurinos.

Paseo de Carlos III y Plaza del Conde Rodezno

Y ya, regresando a este paseo de Carlos III, un verdadero bulevar del segundo ensanche, llegaríamos hasta la plaza del Conde Rodezno, donde destaca el monumento a los caídos.

Plaza del Conde Rodezno - Destino y Sabor

Plaza del Conde Rodezno – Destino y Sabor

Pero antes de llegar, en una bocacalle de este paseo, se encuentra el monumento a los sanfermines, con una escultura monumental dedicado a los encierros.

Sanfermines

No vamos a extendernos mucho, porque esta fiesta ya universal es muy conocida y merecería una publicación propia. Desde el 6 de julio, al 14 de julio miles de persona saturan Pamplona. Esta fiesta no hubiera pasado, seamos sinceros, de una fiesta local como otros encierros más, de no haber estado presente la figura del escritor norteamericano Ernest Hemingway en 1923. Estas vivencias las plasmó en la novela –“Fiesta”-, publicada en 1926 y que lanzaría a los Sanfermines y al propio escritor al éxito.

Lo más llamativo es el encierro; 846 metros desde la cuesta de Santo Domingo, recorriendo las calles del centro de Pamplona, hasta llegar a la plaza de toros.

Monumento a los Sanfermines - Destino y Sabor

Monumento a los Sanfermines – Destino y Sabor

Otro momento esencial es el inicio de fiesta, siendo las campanas de la Iglesia de San Saturnino, las encargadas de dar oficialmente la bienvenida a la fiesta de San Fermín. En ese momento, desde el ayuntamiento se da el pregón de fiestas y se lanza el cohete conocido como –“El Chupinazo”-. En la plaza, jóvenes y no tan jóvenes; muchos venidos desde muy lejos y con bastante alcohol generalmente en el cuerpo, vestidos de blanco y con una pañoleta roja, celebran el inicio de las fiestas.

El final de las fiestas, el “Ay triste de mí”

Igual que existe un inicio de fiestas, el 14 de julio, se acaban. Se canta el -“Ay triste de mí”- a la espera de casi un año, para los próximos sanfemines.

El Camino de Santiago

Igual que no se puede entender Pamplona sin sus sanfermines, no se puede entender sin el Camino de Santiago. Sabiamente, el rey pamplonés Sancho Garcia III, “El Mayor”, promovió el desvío del Camino de Santiago, que inicialmente discurría por la cornisa cantábrica, luego se empezó a desviar por el norte de Castilla y León, para que desde Roncesvalles, bajara a Pamplona, aprovechando para obtener rédito y notoriedad su ciudad. Igual que Burgos, que estaba dentro de su área de influencia.

Actualmente, el Camino de Santiago Francés, el más conocido, sigue pasando por Pamplona, siendo su segunda etapa. Al ser un itinerario Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, muchos de sus monumentos son por ser paradas dentro del propio camino, o por su singularidad, Patrimonio de la Humanidad.

Y ver todo esto, para un único día está bastante completo. Sin duda, faltan muchas cosas que ver. Ya hemos adelantado, los baluartes, los paseos junto al río al norte de la ciudad, museos, parques y jardines. No llegamos a entrar, pese a tenerlo a la puerta del hotel, el Planetario, situado en el Parque de Yamaguchi y los puentes; incluso uno de ellos romanos y otros medievales. Sin problema, tenemos la excusa perfecta para regresar.

Planetario de Pamplona en el Parque Yamaguchi - Destino y Sabor

Planetario de Pamplona en el Parque Yamaguchi – Destino y Sabor

¿Y cuántas cosas más nos faltan por visitar? Déjanos un comentario con tus sugerencias y si has visto lo mismo que nosotros, ¿Cuál fue tu impresión?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.