Visita al Museo del Jurásico y Cueva Tito Bustillo en Asturias

Hace nada hemos podido disfrutar de unos días en el Principado de Asturias. Son muchas las experiencias que se pueden realizar en este pequeño paraíso natural, aunque al viajar en familia y pocos días, no pudimos vivir más que unas pocas. Esto es una oportunidad para regresar y seguir disfrutando de Asturias. En esta ocasión os contaremos dos planes complementarios que creemos que os pueden gustar. Os vamos a contar la experiencia de visitar el Museo del Jurásico de Asturias, y la visita a la Cueva Tito Bustillo en Ribadesella.

Información de interés para estos planes

Cómo llegar

El Museo Asturiano de los Dinosaurios se encuentra en Lastres, uno de los Pueblos más Bonitos de España. Es relativamente fácil llegar, ya que hay que llegar a Colunga, un pueblo con salida desde la autovía A8. Tras atravesar el pueblo, se toma la salida a Lastres y en unos 4 kilómetros se encuentra la desviación al museo.

Para visitar la Cueva Tito Bustillo y el Centro de interpretación del Arte Rupestre, hay que llegar a Ribadesella, una preciosa localidad asturiana al final del estuario del río Sella. Allí, detrás del barrio de los indianos, junto a un monte en cuyo interior existe un complejo cárstico, que dio lugar a esta cueva.

Ribadesella - Destino y Sabor

Ribadesella – Destino y Sabor

Dónde alojarse

Para visitar ambas atracciones, podéis alojaros en toda la zona, ya que están conectadas por la autovía A8 y toda esta zona está llena de casas y hoteles rurales, ya que es una zona de gran actividad turística. Podéis hacerlo en la zona, buscando hoteles en Ribadesella, o en hoteles en Lastres; aunque al ser una zona con gran demanda, suelen ser caros.

Hoteles rurales en Lastres - Destino y Sabor

Hoteles rurales en Lastres – Destino y Sabor

También tenéis opciones interesantes en alojarse en Cangas de Onís, en Arriondas, en Llanes o en Villaviciosa. Estas alternativas permiten disfrutar también de otras actividades igualmente interesantes y están relativamente próximas.

Dónde comer

Nuestras experiencias en la zona, nos llevaron a ir a comer tanto en Colludo, donde al ser ligeramente, menos turístico, podéis encontrar buenos lugares tradicionales donde disfrutar de buenos menús de cocina tradicional asturiana. En Lastres vimos precios más caros.

Cafetería del Museo del Jurásico de Asturias

Cafetería del Museo del Jurásico de Asturias

En cuanto a Ribadesella, en el casco histórico, tenéis gran cantidad de lugares interesantes. Nosotros comimos en varios sitios, aunque el que más nos gustó pese a ser el más caro (18 €/persona de media), fue el María Manuela Bistrò, enfrente de la Lonja de pescadores.

Costes de las entradas

La visita de cada una de estas atracciones, tiene una entrada general de 7,24€ y 7,34€, respectivamente. El segundo precio es una entrada combinada del Centro de Interpretación del Arte Rupestre y la visita a la Cueva Tito Bustillo. Indicar que presentando la entrada de uno de estos centros, se consigue una reducción en la entrada del otro; así como en otras instalaciones de Asturias, como en el Parque de la Prehistoria de Teverga y el Centro de Interpretación sobre El Gaitero de Libardón.

Los miércoles las entradas son gratuitas, pero os avisamos: El Museo del Jurásico es un plan ideal para hacer en familia, sobre todo para los más pequeños de la casa y cuando hace un día de mala climatología, al ser gratuito, se llena muchísimo; es mejor visitar el miércoles el Centro de Interpretación del arte rupestre y la Cueva Tito Bustillo. Y al día siguiente, visitar el Museo.

Visita al Museo del Jurásico de Asturias en Lastres

Al llegar, primero hay que desviarse de la carretera AS-257. Tras subir por una carretera auxiliar, se llega al parking. Esta carretera tiene unos 3 ó 4 kilómetros, y la primera vez que fuimos, un miércoles, había coches aparcados en ella a más de 3 kilómetros de las instalaciones. Al día siguiente, tan solo tuvimos que caminar 200 metros.

Instalaciones del museo - Destino y Sabor

Instalaciones del museo – Destino y Sabor

Tras dejar el coche aparcado, en pequeño parking o en la carretera de acceso, se llega a lo que son propiamente las instalaciones del Museo. Estas están compuestas por el edificio principal, en forma de huella de un dinosaurio tridáctilo. Junto a él, hay una cafetería restaurante, con una terraza con unas vistas espectaculares sobre la costa de Lastres y una zona de juegos infantiles. Pero la visita no termina bajo techo. Posiblemente lo más atractivo sean los modelos a escala real de los dinosaurios más famosos entre el gran público.

Deinonychus, la primera evolución de los dinosaurios a las aves - Destino y Sabor

Deinonychus, la primera evolución de los dinosaurios a las aves – Destino y Sabor

Cosas interesantes que destacar

No os vamos a contar todo lo que tiene este interesante museo, es imposible. En la instalación principal, con forma de huella, cada gran espacio de esta huella está dedicado a un periodo distinto de la edad de los dinosaurios, aunque igualmente hay pequeños espacios más temáticos. Su contenido es muy didáctico, y aunque explicado de forma muy sencilla, es posiblemente lo que menos atraiga a los más pequeños; salvo que sean grandes fans de los dinosaurios.

Los grandes dinosaurios

En el centro de cada espacio, se encuentra un gran esqueleto de uno o varios dinosaurios. Junto a ellos, una ilustración de la imagen escenificada. Así tenemos, como representante del periodo Triásico, un Plateosaurus. Del Jurásico un Camarasaurus; y del periodo Cretácico, una pareja de Tiranosaurios Rex, en una postura supuesta de copulación.

Esqueletos principales del Museo del Jurásico - Destino y Sabor

Esqueletos principales del Museo del Jurásico – Destino y Sabor

Paneles y espacios formativos

Entre estos tres grandes esqueletos, vitrinas y espacios apartados, se pueden también esqueletos o partes de esqueletos, con paneles explicativos centrados en temáticas concretas, que sirven para conocer con mayor detalle los periodos de los dinosaurios, que abarca miles de años de evolución.

Es posible que estas partes no sean tan interesantes para los más pequeños, pero para los aficionados a los dinosaurios son muy ilustrativos.

Paneles explicativos en el museo - Destino y Sabor

Paneles explicativos en el museo – Destino y Sabor

En este museo, no podía faltar una parte dedicada a la presencia de los dinosaurios en el territorio asturiano. Y es que no por nada a esta costa se la conoce como la costa de los dinosaurios, con numerosas icnitas, como las que nos enseñaron nuestros amigos de Destino Castilla y León, en la Ruta de las icnitas de Soria, y es que hace 130 millones de años, nuestra península ibérica tenía una configuración muy diferente a lo que tenemos hoy, estando más próximos a una costa tropical con selvas, que a montañas o desiertos.

Restos de ignitas encontradas en Asturias - Destino y Sabor

Restos de ignitas encontradas en Asturias – Destino y Sabor

Maquetas a escala de dinosaurios al aire libre

Fuera de la edificación del museo, como os hemos dicho han recreado una serie de dinosaurios de diferentes periodos. Nuestra experiencia con los niños que nos acompañaban es que, esta parte es la que más les gusto. Aunque es verdad que son bastante pequeños aún, y lo de pararse y leer explicaciones sobre cómo se cree que evolucionaron algunos dinosaurios hasta convertirse en aves no les seduce especialmente; y sin embargo las maquetas o los esqueletos son muy atractivos.

Esqueleto de dinosaurios enanos - Destino y Sabor

Esqueleto de dinosaurios enanos – Destino y Sabor

Entendemos que son a escala real, en función de los restos hallados. Impresionantes todos, aunque especialmente el Titanosaurio, un dinosaurio de grandísimas dimensiones, que hace parecer pequeños a Alosaurio o al mítico Tiranosaurio Rex. Sin duda, estas maquetas, lo más interesante para ellos.

Maquetas de dinosaurios en el exterior del MUJA - Destino y Sabor

Maquetas de dinosaurios en el exterior del MUJA – Destino y Sabor

Exposiciones temporales

La visita al Museo del Jurásico de Asturias, se complementa con exposiciones temporales. Nosotros pasamos por ella a gran velocidad, pero generalmente estas exposiciones suelen ser interesantes de ver.

Actividades formativas y didácticas para peques

Este museo, imaginamos que como casi todos, tiene actividades preparadas para niños de 4 a 11 años, en las que aprenden cosas sobre dinosaurios, o bien cómo es el trabajo de un paleontólogo. Estas actividades se realizan durante una hora y media aproximadamente y permiten disfrutar a los mayores del museo mientras los niños están entretenidos en otras cosas.

Visita a la Cueva Tito Bustillo

Descubierta en 1968 por jóvenes de la zona aficionados a la espeleología, que un día descendieron por una sima, no podían saber que su descubrimiento sería el de una de las 5 cuevas más importantes del mundo según la UNESCO, por la singularidad de ser un lienzo de roca usado durante 10.000 años por muchas generaciones de moradores.

Interior de la Cueva Tito Bustillo - Imagen de la Cueva

Interior de la Cueva Tito Bustillo – Imagen de la Cueva

Historia de la Cueva y del centro de interpretación

Tras el hallazgo, se empezó a estudiar la cueva con el objetivo de conocer cómo pudo no haber sido descubierta anteriormente. Así, se vio que este complejo kárstico se formó por la acción de un río, que atraviesa un macizo rocoso y que incluso hoy sigue atravesándolo, aunque por galerías más profundas. Nuestros antepasado entraron por el afloramiento del río, pero un derrumbe cegó la cueva, preservando las pinturas y grabados a lo largo de milenios.

Replica de los grabados de vulvas en la Cueva de Tito Bustillo - Destino y Sabor

Replica de los grabados de vulvas en la Cueva de Tito Bustillo – Destino y Sabor

Centro de interpretación del Arte Rupestre de Ribadesella

Para permitir una visita a estudiosos del arte rupestre y turistas, se excavó un acceso artificial que permite entrar fácilmente a la cueva. En su entorno y junto a la ría del Sella, se fundó este Centro de Interpretación.

Este centro no es tan popular como el Museo del Jurásico de Asturias, aunque no por ello es menos interesante.

Visita a la cueva Tito Bustillo

Debido a que viajamos con niños pequeños, no nos fue posible realizar la visita a la cueva en sí, ya que, está restringida a mayores de 7 de años, donde los niños, deberán ser acompañados en todo momento de un adulto responsable por menor. Además, es aconsejable realizar una reserva con tiempo, ya que las visitas son guiadas y con un máximo de 15 visitantes por pase, para la conservación del yacimiento. Hay que estar, al menos 30 minutos antes de la visita en el Centro de Interpretación del Rupestre, a 200 metros de la entrada artificial que se realizó. Según nos contaron, las visitas se realizan exclusivamente en Castellano.

Parte del panel principal de la Cueva de Tito Bustillo - Imagen de la Cueva

Parte del panel principal de la Cueva de Tito Bustillo – Imagen de la Cueva

La importancia de esta cueva

Esta cueva está reconocida, como ya hemos comentado, como una de las más importantes de por la UNESCO, catalogándola dentro del TOP5 internacional por la cantidad y calidad de sus pinturas y grabados, además del propio valor geológico.

Grabados y pinturas de la Cueva de Tito Bustillo - Destino y Sabor

Grabados y pinturas de la Cueva de Tito Bustillo – Destino y Sabor

Durante el recorrido, se encentran muchos grabados y pinturas, aunque llaman la atención especialmente el conocido como Gran Panel. Un “lienzo” de piedra donde a lo largo de unos 8.000 años. En este gran panel pétreo se han identificado, cerca de un centenar de representaciones, en las que predominaban los animales frente a los signos: 30 cérvidos, 13 caballos, 9 renos, 5 cabras, 4 bisontes, 1 uro, 2 animales indeterminados, 17 signos y 10 líneas de difícil interpretación. El visitante, desde su perspectiva tan solo puede ver algunos pocos detalles, ya que la iluminación está pensada para no dañar estos restos tan antiguos.

Uno de las representaciones más importantes de esta cueva es la presencia de representaciones humanas en unas banderolas, un tipo de espeleotema plano, traslúcido. Esto se debe a lo raro de este motivo en esta zona.

Figuras antropomorficas en una banderola - Imagen de la Cueva

Figuras antropomorficas en una banderola – Imagen de la Cueva

En muchas más partes de la cueva hay representaciones identificadas, aunque no toda ella es visitable, siendo mejor descubrirlas en la visita al Centro de Interpretación del Arte Rupestre.

Información de interés

Horario de apertura

    La cueva está abierta del 1 de marzo al 28 de octubre

Horarios

    De miércoles a domingo, de 10:15 h. (primer pase) a 17:00 h. (último pase).
    Cerrado los lunes y martes. Así como días puntuales.
    Consultar mejor en su web antes de reservar una visita.

Vista al Centro de Interpretación del Arte Rupestre

Este centro se encuentra en Ribadesella, a unos 200 metros de la entrada artificial a la cueva Tito Bustillo. A falta de poder la cueva original, este centro permite conocer la cueva con detalles que la visita de los turistas, no pueden apreciar.

Centro de Interpretación del Rupestre en Ribadesella - Destino y Sabor

Centro de Interpretación del Rupestreen Ribadesella – Destino y Sabor

El centro posee dos plantas. En una primera donde se realizan actividades temporales y talleres para niños, mientras que la superior está dedicada a las exposiciones permanente y temporal.

Exposición permanente

En la planta superior de este centro, se encuentra esta exposición permanente. Inicialmente te cuentan cómo se descubrió la cueva; que como en la mayor parte de las ocasiones, por casualidad. Allí se recogen fotografías del grupo de espeleólogos aficionados que descendieron por una sima y descubrieron, a la luz de sus carburos, las primeras pinturas.

Exposición permanente del Centro - Imagen del Centro

Exposición permanente del Centro – Imagen del Centro

Tras esto, se explican cómo son los complejos kársticos, centrándose luego en la configuración de la cueva Tito Bustillo, y como unos derrumbes cegaron la cueva, preservándola para la historia.

En una tercera parte, te cuentan cómo eran los habitantes del periodo magdaleniense. Allí hay réplicas de objetos hallados en la cueva, y en otras cuevas próximas en el tiempo.

Y por último, hay una zona que expone copias de las principales pinturas y grabados, con medios audiovisuales que, explican e interpretan estos restos encontrados en la cueva. Siendo mucho más fácil aquí apreciar los detalles de los diferentes grabados y pinturas. En algunos casos hay réplicas, así que la observación detallada es mucho más cómoda.

Exposiciones temporales

Adicionalmente, hay una sala habilitada para las exposiciones temporales. Durante nuestra visita, disfrutamos de una exposición sobre cuevas del periodo magdaleniense de Europa. Hablando de dónde estaban, los procesos geológicos que las crearon y los restos más importantes hallados.

Exposición temporal del centro - Imagen del Centro

Exposición temporal del centro – Imagen del Centro

Horarios

  • Del 1 de febrero al 30 de junio y del 1 de septiembre al 31 de diciembre de 2018.
    • De miércoles a viernes, de 10:00 a 14:30 y de 15:30 a 18:00 h.
      Sábados, domingos, festivos y periodos vacacionales*: de 10:00 a 14:30 y de 16:00 a 19:00 h.
      Lunes y martes cerrado, excepto 2, 3 y 30 de abril y 1 de mayo.
      Los días de apertura de la cueva de Tito Bustillo, el Centro de Arte Rupestre no cierra al mediodía.
  • Del 1 de julio al 31 de agosto de 2018
    • De miércoles a domingo, de 10:00 a 19:00 h. ininterrumpido.
      Lunes y martes cerrado.

 
 
Y como puedes ver por nuestra experiencia, en la zona de Ribadesella podéis tener unos planes alternativos al turismo costero o al gastronómico, con su toque cultural, que complementa a estos últimos. Especialmente chulos para días malos y para escapadas en familia.

¿Y vosotros? ¿Habéis ido alguna vez a estos museos de la historia? ¿Qué os parecieron? Cuéntanos cómo fue tu experiencia, qué otros planes alternativos nos sugerís para realizar nuevamente por la zona, déjanos un comentario con tus ideas.

También te puede interesar

2 Comments

  • alfonso mujica brunet dice:

    Pues yo fuí a Ribadesella por el año 2000. Llegué a la cueva de Tito Bustillo que tenia una edificacion moderna en la entrada. Pregunté si la habia planeado el arquitecto, amigo mio, Juan Bautista Martinez Gemar. Me dijeron que no. Era invierno y la cueva no estaba abierta. Pero si abria otra cueva superior a la que se accedia por una serie de escalones. Alli te ponian un video sobre la historia de la cueva.Saqué la impresion de que la cueva la descubrió un joven de nombre Tito Bustillo que luego cayó en desgracia y desapareció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.