Guía para visitar Lamego, y no perderte nada

Visitar Lamego - Destino y Sabor
Visitar Lamego - Destino y Sabor

Aunque ya hace tiempo de nuestra última visita, el recuerdo que nos dejó visitar Lamego fue totalmente sorprendente, ya que al tratarse de una ciudad pequeña en medio del centro norte de Portugal, nuestra expectativa no era muy alta, lo que hizo más atractiva si cabe esta visita. Trataremos de contaros qué ver en una excursión por esta ciudad de origen celta, romano, visigodo, leonés y por supuesto, portuguesa.

Índice de contenidos

Como venimos haciendo desde hace tiempo, hemos preparado este índice de contenidos para visitar Lamego.
Visita a la ciudad antigua:

Bajando a la ciudad moderna:

Entorno:

Información general:

Esperamos te sea de utilidad.

¿Preparado para visitar Lamego

Una de las primeras definiciones que podríamos dar a esta ciudad, es ser una de las capitales del vino del Duero portugués, con gran cantidad de bodegas en la zona, de gran importancia e interés, dada su proximidad al Duero. Esta ciudad está enclavada en la provincia tradicional de Trás-os-Montes e Alto Douro. Esta ciudad tuvo su importancia como puesto avanzado durante la reconquista, lo que explica su ubicación y su núcleo histórico en lo alto de una colina y coronado por una fortaleza.

Mapa arqueológico de los restos del Barrio del Castillo de Lamego

Mapa arqueológico de los restos del Barrio del Castillo de Lamego – Imagen de Turismo Lamego – Pincha para ver en grande

Centro histórico original

La ciudad de Lamego nace como un castro prerromano, del que aunque escasos, nos llegan algunos restos en los cimientos de la muralla. Una forma sencilla de conocer esta parte histórica de la ciudad es la visita al centro de interpretación de la historia de la ciudad, en la parte alta y amurallada de Lamego.

Entrada interior a la ciudadela de Lamego - Destino y Sabor

Entrada interior a la ciudadela de Lamego – Destino y Sabor

Nuestra visita la centramos en dos partes, en la parte alta, donde se encuentra este centro histórico y la baja, donde está la expansión tras el siglo XV y en adelante. Urbanísticamente son muy diferentes y sus atractivos igualmente únicos. Por eso, dejamos en la parte alta el coche, cuidado, porque es casi todo zona de estacionamiento de pago, y luego bajamos para recorrer otras partes.

Núcleo Arqueológico Porta dos Figos

Entrando a la ciudad amurallada por la puerta del norte, a la que se llega por una calle en cuesta, como casi todas en Portugal, se pasa por un arco. Se trata de la Porta dos Figos. Toda esta zona es un yacimiento arqueológico. Aconsejamos empezar aquí la visita a la ciudad, porque es una forma de situar contextualmente el resto de elementos interesantes a visitar.

Centro de Interpretación histórica de la Ciudad de Lamego - Destino y Sabor

Centro de Interpretación histórica de la Ciudad de Lamego – Destino y Sabor

Centro de Interpretación histórica de la Ciudad de Lamego

Este centro se entra por una casa habilitada como museo que se encuentra en la calle que sale perpendicular a la calle de subida al castillo; a la izquierda. No nos cobraron entrada y dentro pudimos disfrutar de una interesante narración sobre la historia de la ciudad.

Con un suelo de metacrilato trasparente, podemos observar algunas de las catas realizadas en el suelo y subsuelo de las casas que estaban adosadas a la muralla medieval, que a su vez se remontan a épocas anteriores. Durante las diferentes fases de excavación se ha llegado al sustrato medieval, al visigodo, al romano e incluso a elementos que permiten pensar que pudiera haber un asentamiento castrense primitivo. A lo largo de la visita, hay varias muestras de elementos originales, como monedas y otros enseres encontrados durante las excavaciones.

Restos hallados en yacimientos del interior de la ciudadela de Lamego - Destino y Sabor

Restos hallados en yacimientos del interior de la ciudadela de Lamego – Destino y Sabor

La visita es más amplia de lo que pudimos visitar, pues había varias estancias cerradas por reformas. En este centro, se guardan piezas no solo de esta zona de la muralla, si no, de todo el barrio del castillo.

pep

Información de interés

Horario de atención al visitante: de lunes a viernes, de 8:30 a 17:00 horas.

Cisterna

Esta cisterna es de época medieval y se construye durante la construcción de la muralla. Lamego fue una plaza fuerte adelantada en su momento, al sur de la frontera del Duero, por lo que estaba preparada para soportar un sitio, como otras ciudades de la misma área de la reconquista sobre el siglo X y XI.

Esta cisterna es una gran sala abovedada, con una gran bóveda de cañón en piedra que almacenaba agua para tiempos difíciles.

Cisterna de la ciudadela de Lamego - lamegoimage.blogspot.com

Cisterna de la ciudadela de Lamego – lamegoimage.blogspot.com

Durante nuestra visita, tan solo pudimos asomarnos. No obstante, se dice que es el mejor ejemplo de aljibe medieval de todo Portugal, solo comparable llegado el caso con el de Bragança. Aunque durante nuestra preparación vimos que se indica que está junto al castillo, la verdad es que tiene una cierta distancia, estando más próximo a la muralla de piedra granítica. De su interior, hoy visitable gracias a una galería sostenida por tirantes. En su interior, unos audiovisuales emiten uno videos reconstruyendo la vida cotidiana de la gente de Lamego de hace 800 años o más.

Capilla de Nuestra Señora del Socorro

Volviendo sobre nuestros pasos, vamos a ir castillo, dejando sin ver la puerta sur, o puerta del Sol. Pero antes de llegar, pasamos por una pequeña iglesia o ermita, no sabríamos cómo definirla.

Se encuentra entre el castillo y la cisterna y suponemos que sirvió como centro espiritual durante la edad media, cuando solo había una fortaleza frente al invasor islámico.

Castillo de Lamego

Este castillo se encuentra coronando el cerro de la ciudad vieja. Parte de sus murallas se integran en la muralla de la ciudad. Por su situación privilegiada, las vistas desde él son magníficas, dominando el valle. Sus sólidos muros se asientan sobre esta gran roca granítica, lo que lo hace muy resistente.

Torre del homenaje de la fortaleza de Lamego - Destino y Sabor

Torre del homenaje de la fortaleza de Lamego – Destino y Sabor

Aunque el actual castillo es de época medieval, dados los registros romanos y visigodos, no se descarta que se asentara sobre una antigua construcción previa. No obstante, la actual configuración, con una planta que se adapta a las irregularidades del terreno para ser lo más eficiente posible es del siglo IX, aunque con varias reconfiguraciones. Se puede decir que es un castillo entre el románico y el gótico.

Retazos de historia

El castillo fue tomado inicialmente por Ordoño II de León, siendo señor de Galicia y antes de ser rey de Asturias y el traslado de la corte a León, dando paso al Reino de León. Pero esta posesión fue retomada por lo árabes del Califato de Córdoba, a mano de Almanzor. Aunque más adelante, y tras una dura batalla debido a la posición tan estratégica, Fernando I de León y Castilla tomaría, ahora sí, de forma definitiva la posesión para el bando cristiano.

Ordoño II de León, reconquistador de Lamego - Imagen Wikipedia

Ordoño II de León, reconquistador de Lamego – Imagen Wikipedia

Este castillo, así como la villa y sus tierras, fueron posesión de su nieta Teresa de León a modo de dote por su matrimonio con Enrique de Borgoña, padres del primer monarca independiente de Portugal. Debido a esta propiedad, condado de Porto se extendió por esta parte de la península.

La visita al Castillo

Al castillo se acede bordeando su muralla intramuros de la ciudadela, hasta llegar a un portillo fortificado que haría las veces de barbacana defensiva. Tras pasar por esta puerta, se pasa un patio de armas, hoy completamente despejado, pero que en su día debió posee construcciones a lo largo del perímetro, como caballerizas, cocinas, arsenales, almacenes o barracones para la guarnición.

Hoy sus muros de piedra están vacíos y este patio de armas ha sido “conquistado” por una hermosa “pradera de césped” con algunos cipreses. Además, una construcción moderna, aunque “integrada” hace de centro de recepción de visitantes.

Interior de la torre del homenaje de Lamego - Destino y Sabor

Interior de la torre del homenaje de Lamego – Destino y Sabor

Subiendo unas empinadas y estrechas escaleras, se sube al nivel 0 de la torre del homenaje. En su interior y a lo largo de varios niveles hasta subir a lo alto de la torre, se ven diferentes muestras de las tecnologías bélicas de la edad media para asediar o defender castillos.

Por unas escaleras añadidas de acero, se sube a las murallas en sí, lo que permite recorrer el adarve.

La leyenda de la princesa mora

Adicionalmente, este castillo posee una leyenda que cuenta que durante el dominio musulmán de Lamego, una princesa mora, hija del gobernante árabe de la fortaleza se enamoró de un caballero cristiano. Bien uno de los dos sedujo al otro, parece ser que se escaparon para casarse y la princesa abrazar la fe cristiana. El gobernador de la plaza enterado de la huida de los jóvenes, los buscó hasta encontrarlos, se dice que en la ermita de São Pedro, al lado del río Távora, o bien al lado del convento de São Pedro das Águias.

El caso es que a ella la asesinó, y al caballero lloró su pérdida volviéndose el más bravo guerrero, ya que no solo no temía a la muerte, si no que la buscaba. Y así fue que calló en combate. En cuanto a esta dama, se dice en la región, que aún hoy, que cuando el castillo está envuelto en niebla en invierno, el alma de la princesa gira sobre él.

Prepara la visita

Visitar el castillo no tiene coste, es gratuito, ya que es de titularidad municipal.

No obstante, lo más complicado puede ser los horarios, que tienen fama de ser un tanto irregulares, aunque nosotros no tuvimos ningún problema.

Centro de recepción de visitantes - Destino y Sabor

Centro de recepción de visitantes – Destino y Sabor

Otras partes interesantes de la ciudadela alta

En la parte alta de la cuidad hay bastantes casas de estilo modernista. Es interesante, si tenéis tiempo daros una vuelta. Sobre todo pueden llamar la atención los comercios, ya que poseen un encantador estilo retro. Si acaso, antes de bajar, hay una iglesia, con un cierto tipo de interés.

Lamego modernista en la parte alta - Destino y Sabor

Lamego modernista en la parte alta – Destino y Sabor

De la ciudad alta bajaremos a la ciudad baja, donde se encuentra el ensanche del siglo XIV y posterior. Podéis hacerlo, extramuros por esta avenida por donde está la iglesia, o bajar por dentro de la muralla vieja y salir por la puerta del sur. Aunque luego tendréis que llegar a esa vía principal.

Ciudad baja, la otra parte de Lamego

Bajando de la ciudad vieja, se encuentran los primeros arrabales del Lamego medieval. Siguen siendo zona histórica, con trazados adaptados a la orografía del terreno montañoso. En estas calles peatonales y estrechas; en algunos tramos con bastante pendiente, podéis encontrar bares y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía típica portuguesa.

Nuestra experiencia es que no hay tanta oferta como en otros lugares, y que no es bueno esperar mucho para ir a comer, pues los horarios no son como los españoles.

Bajando de la zona alta - Destino y Sabor

Bajando de la zona alta – Destino y Sabor

No obstante esta zona posee también un encanto bohemio. Y el lugar que encontramos para comer estaba francamente bien, tanto en precio como en servicio. Además nos dieron algunas indicaciones para visitar bodega locales, lo que nos gustó bastante.

La gran Avenida Visc. Guedes Teixeira


Esta larga avenida parece acaparar todos los grandes hitos a visitar en Lamego, o bien están relacionados con ella. En esta gran avenida, remata en centro por un gran paseo con jardines y en verano alguna que otra terraza vamos a encontrar, la Sé o Catedral de Lamego, un imprescindible junto al Museo diocesano; El Museo de la ciudad, otro lugar importante; La Escalinata monumental que sube a lo alto de un cerro, donde se encuentra el gran referente espiritual de Lamego, el Santuario de la Virgen de los Remedios.

Jardines de la Avenida Visc. Guedes Teixeira - Destino y Sabor

Jardines de la Avenida Visc. Guedes Teixeira – Destino y Sabor

La Sé de Lamego

Esta catedral es un templo que posee una preciosa combinación de estilos. Oficialmente se la conoce como Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Su origen está en 1129 y es la sede de la Dioecesis Lamacensis, fundada en el 570.

Fachada principal de la Sé de Lamego - Destino y Sabor

Fachada principal de la Sé de Lamego – Destino y Sabor

El estilo predominante es el gótico del siglo XIV, si bien la torre campanario es la original de un templo románico previo. A ese gótico se le realizaron varias modificaciones, especialmente en el interior, en los siglos XVI y XVIII, en el que destaca el claustro renacentista.

En su interior, la planta de cruz latina se alza en estilo basilical, donde la bóveda de la nave principal posee una preciosa composición pictórica con frescos que relatan algunos pasajes bíblicos con un precioso estudio de la perspectiva que parece tener volumen y salirse del plano de la bóveda. Otras partes interesantes en su interior es la sillería del coro, que está diseñada por el mismo artista de las pinturas de la bóveda. El arquitecto barroco Niclau Naoni.

Interior impresionante de la Sé de Lamego - Destino y Sabor

Interior impresionante de la Sé de Lamego – Destino y Sabor

En el transepto del evangelio, nos llamó la atención un magnífico cuadro, de unas proporciones impresionantes de un San Miguel Arcángel atrapando a Lucifer. Es sin duda algo digno de admirar.

Magnifico cuadro dentro de la Catedral - Destino y Sabor

Magnifico cuadro dentro de la Catedral – Destino y Sabor

Horario de visita

El templo está abierto al culto y a las visitas, siempre que no molesten o haya celebraciones, de 8:00 a 13:00 horas; y de 15:00 a 19:00 horas.

Museo diocesano

Justo en frente de la fachada principal de la Catedral de Lamego, se encuentra este sólido edificio. Se trataba originalmente de un palacio, la Casa do Poço; pero fue adquirido en el Siglo XIX por la diócesis de Lamego para ser seminario mayor. Es desde 2008, tras una profunda rehabilitación, que cumple las funciones actuales de museo y archivo diocesano.

Entrada al Museo Diocesano de Lamego

Entrada al Museo Diocesano de Lamego

Este museo es un complemento a la visita en sí de la Catedral. En él se recogen obras de arte sacro de la diócesis de Lamego, que como ya os hemos dicho, se remonta al siglo VI. No es excesivamente grande, pero posee una preciosa muestra de este arte.

Un punto importante es que las tres salas con la exposición permanente, más la sala con exposiciones temporales, están adaptadas para la visita de personas con movilidad reducida.

Muestra permanente del museo diocesano - Imagen del museo

Muestra permanente del museo diocesano – Imagen del museo

Horario de visita

El horario de apertura es de martes a domingo, de 9:00 a 13:00 horas; y de tarde, de 14:00 a 19:00 horas.

Museo de Lamego

Este museo está ubicado próximo a la Sé, justo en uno de los extremos de la Avenida Visc. Guedes Teixeira. Fue inicialmente un Palacio Episcopal, construido en el siglo XVIII. Este museo es uno de los más importantes de la ciudad y de Portugal por la calidad de sus fondos, con obras singulares, que han sido catalogados por el Estado Portugués como Tesoros Nacionales.

Museo de la Ciudad de Lamego - Destino y Sabor

Museo de la Ciudad de Lamego – Destino y Sabor

Entre estos, destacan un sarcófago medieval, decorado con una escena de caza en bajo relieve; los paneles que Vasco Fernandes pintados para la Sé de Lamego, entre 1506 y 1511; el conjunto de tapices flamencos, tejidos en Bruselas en la primera mitad del siglo XVI; y los paneles de azulejos con escenas bucólicas y de caza, del siglo XVII.

Colecciones y patrimonio

Este museo, además de estas piezas únicas, posee una variadísima colección de obras, como muebles, tapices, esculturas y obras pictóricas propias del mismo palacio episcopal original. Pero fue completado con piezas de joyas, vestimentas y otras obras de arte sacro de extinto convento das Changas de Lamego.

Tesoros nacionales en el Museo de Lamego - Destino y Sabor

Tesoros nacionales en el Museo de Lamego – Destino y Sabor

El recorrido abarca desde piezas del siglo I de época romana, hasta algunas obras contemporáneas. No obstante donde más destaca es en obras del Renacimiento, representado por Vasco Fernandes, el famoso «Grão Vasco», y por un grupo de seis tapices flamencos, de los cuales cuatro son parte, con la historia del rey Edipo, una tela titulada «La música» y otra «El templo de Latona».

Teatro de Lamego

Junto en frente, aunque en la otra acera de la Avenida Visc. Guedes Teixeira, se encuentra este edificio barroco construido en 1727. Aunque se trató inicialmente como hospital, tuvo otros cometidos, como ser cuartel de un regimiento de militares, para luego volver a ser hospital, aunque militar. Tras un incendio que redujo el edificio a escombros, se reedificó en 1924 este edificio para ser un teatro, manteniendo la fachada original del siglo XVII.

Teatro de la ciudad de Lamego - Destino y Sabor

Teatro de la ciudad de Lamego – Destino y Sabor

Fue inaugurado como teatro en 1929, representándose obras teatrales líricas, circenses y cinematográficas.

Santuario de Nuestra Señora de los Remedios

Este es el santuario más importante de la región. Es famoso por poseer uno de los accesos más atractivos, con una escalinata que nace en el extremo opuesto al Teatro de Lamego de la Avenida Visc. Guedes Teixeira. No es la única escalinata de este estilo en Portugal, pero resulta realmente impresionante.

Escalinata al Satuario

Esta escalinata parte del nivel de la avenida principal de Lamego, a través de varias estaciones va escalando el monte coronado por el Santuario. Esta escalera es del siglo XIX, y aunque fue construida posteriormente a la iglesia santuario barroco, está perfectamente integrada en el conjunto, ya que el arquitecto, Nicolau Nasoni la diseñó en el siglo XVIII.

Escalinata hasta el Santuario de Ntr. Sra. de los Remedios - Destino y Sabor

Escalinata hasta el Santuario de Ntr. Sra. de los Remedios – Destino y Sabor

Esta escalera tan monumental posee 686 escalones. Sube haciendo un zig-zag simétrico a través de la colina, con 9 paradas en terrazas decoradas con diferentes motivos. Así se puede encontrar un conjunto escultórico que representa a los reyes de Israel; las cuatro estaciones, animales de la creación,.. Además, toda la escalera lleva unas barandillas de granito y decoraciones de azulejos, típicamente portugueses.

En una de estas terrazas se encuentra una monumental fuente con un obelisco, igualmente diseñados por Nicolau Nasoni.

Obelisco del Santuario de Nuestra Señora de los Remedios - Destino y Sabor

Obelisco del Santuario de Nuestra Señora de los Remedios – Destino y Sabor

Una de estas terrazas es atravesada por la carretera nacional de Lamego, por lo que es peligrosa de cruzar por el tráfico rodado. Igualmente, la base fue perforada para realizar un túnel que permite pasar tráfico sin molestar a la escalinata.

Subida en coche

Otra forma de subir es hacerlo en coche, subiendo por las laderas del monte. Todo el monte es un Parque vegetal, donde hay diversos lugares acondicionados para hacer picnics. En la parte de arriba hay varios lugares donde estacionar el coche.

Santuario de Nossa Senhora dos Remédios

Esta iglesia del siglo XVIII es de estilo barroco-rococó. Es uno de los principales santuarios cristianos de Portugal y a él acuden muchas peregrinaciones. El origen parece ser una ermita consagrada a la virgen en el siglo XIV al que la gente acudía con gran devoción. Entre el siglo XVI y XVIII fue demolida y construida la actual iglesia.

Santuario de Nossa Senhora dos Remédios - Destino y Sabor

Santuario de Nossa Senhora dos Remédios – Destino y Sabor

Aunque la iglesia tiene un marcado estilo barroco en su exterior, su interior es “relativamente” sencillo para lo que cabría esperarse. En su interior se hallan tres retablos dedicados a la Virgen y otros Santos, destacando el alicatado en las paredes de los azulejos típicos portugueses en blanco y azul, contando en imágenes la historia de La Virgen.

Visitar Lamego no está completo sin subir al Santuario.

Interior del Santuario - Imagen de Mapio

Interior del Santuario – Imagen de Mapio

Información de interés

Este santuario tan espectacular queda visiblemente eclipsado por la escalinata. Está abierto al público durante todo el año, pero el 8 de septiembre, festividad de La Virgen se ve desbordada por fieles que acuden incluso de rodillas hasta la iglesia a solicitar milagros o dar gracias.

Enoturismo

Como ya hemos mencionado anteriormente, Lamego está muy próximo a Duero; en su entorno hay muchas viñas y bodegas que surten de uva y vinos a la DO. Porto y a la menos conocida DO. Douro. Pasar por alguna bodega o cava, es el complemento perfecto de visitar Lamego.

Viñedos plantados en las proximidades de Lamego - Destino y Sabor

Viñedos plantados en las proximidades de Lamego – Destino y Sabor

Pero hay una cosa que hace de Lamego algo muy especial. Es una zona donde el vino se elabora como vinos espumosos; generalmente por el método tradicional. Esto significa que además de la visitar la ciudad, una visita a Lamego solo está completa visitando una bodega o unas cavas.

Caves de Paposeira

Esta bodega elaboradora de vinos espumosos se encuentra en la misma montaña que el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios; y de hecho es necesario pasar casi a su lado por ella camino al santuario si vais en coche.

Estas cavas están preparadas para enoturismo, y de hecho lo hacen bastante bien. Esta bodega elabora vinos espumosos portugueses, siendo una de las marcas de los espumosos naturales portugueses más conocidas, ya que llevan desde 1898 elaborando esta clase de vinos. Son, por así decirlo un símbolo de la preciosa ciudad de Lamego, y cuya fama incluso conquistó los paladares de los franceses, defensores del Champange.

Estas cavas se entiendes bajo tierra, en túneles escavados en el granito de la montaña, donde se conservan miles de botellas de este espumoso de calidad en excelentes condiciones naturales.

Entrada a la Caves de Raposeira - Destino y Sabor

Entrada a la Caves de Raposeira – Destino y Sabor

La gama de vinos espumosos es amplia, con 11 referencias variadas, que van desde los brut nature, brut, semi secos y dulce, combinando varios envejecimientos.

Una de las ventajas de esta bodega es que es visitable sin reserva previa, en un tour de una hora aproximadamente con una cata degustación al final en la tienda de vinos. No nos dio tiempo a realizar la visita, porque llegamos algo tarde y ya había empezado, pero gracias a viajar con los amigos de A Tavola con il Conte, pudimos disfrutar de una cata de espumosos, con unas vistas a la ciudad impresionantes desde la terraza.

Degustación de vinos espumosos de Lamego - Imagen de A Tavola con il Conte

Degustación de vinos espumosos de Lamego – Imagen de A Tavola con il Conte

Podéis conocer sus impresiones de cata de unos de estos vinos espumosos en su blog. En concreto el Gourmet Super Reserva Rosé Brut.

Otras bodegas

Aunque no las hemos podido visitar, hemos sabido que próximas a Lamego hay otras bodegas que pueden resultar interesantes. Por ejemplo, otro elaborador de vinos espumosos es Caves da Murganheira. En cuanto a bodegas, está la Quinta de Santa Eufemia o Adega Cooperativa de Lamego.

Ya algo más lejos, tampoco mucho, está una de las bodegas más interesantes, pero os lo contaremos más adelante. Se trata de las Bodegas Mateus, en Vila Real.

Información general para visitar Lamego

¿Cómo llegar?

Una de las cosas buenas de Lamego es su conexión por carretera, pues está muy próximo a la autovía A24 que conecta las ciudades de Viseu y Vila Real. Esta es una de las carreteras más importantes de Portugal, por lo que está muy bien conservada.

Llegando a Lamego - Destino y Sabor

Llegando a Lamego – Destino y Sabor

¿Dónde comer?

Una cosa que nos llamó mucho la atención de Lamego es que la mayor parte de restaurantes se encuentran en la parte baja de la ciudad, más “moderna” que la ciudad alta. Posiblemente más atractiva para el turista.

Aun así, tampoco hay tanto donde escoger como en otras ciudades portuguesas que hemos conocido.

No obstante, en la calle que une las dos partes de la ciudad, esa peatonal y con bastante pendiente, localizamos varios restaurantes abiertos, incluso a horas malas para Portugal. Al final comimos en la Rua da Olaria, en el Adrinia The Legend. No obstante, por la Avenida Visc. Guedes Teixeira hay bastantes más lugares donde elegir.

Restaurante Adrinia The Legend en Lamego - Destino y Sabor

Restaurante Adrinia The Legend en Lamego – Destino y Sabor

Gastronomía tradicional de Lamego

Típico de la zona es el cabrito asado con patatas, el conejo al horno, las truchas marinadas y carnes asadas en brasas de sarmientos.

En cuanto a productos típicos, el jamón ibérico, los quesos y los embutidos ahumados. También destaca un pan tradicional. En cuanto a dulces, mención aparte se merecen los Pasteles “Lamegos” y las galletas de Teixeira. Nos os podéis visitar Lamego y no probar algo de esto.

¿Dónde alojarte?

La zona aunque muy hermosa e interesante, no es la mejor para localizar alojamientos. Nosotros estuvimos alojados en una Casa Rural, la Quinta da Rabaçosa que está muy próxima a Viseu. Pero que en media hora se llega a Lamego por la autopista.

Quinta da Rabaçosa - Destino y Sabor

Quinta da Rabaçosa – Destino y Sabor

No obstante, en el propio Lamego, si quieres alojarte, las opciones no son muchas. Destacaríamos en la parte alta de la ciudad, este Apartamento R. das Cortes; en la ciudadela, sin duda, estos apartamentos con vistas, Casas do Castelo de Lamego. Pero igual lo más cómodo sea en la parte inferior, cerca de la Sé, Hotel Solar dos Pachecos. En general, modestos, pero aparentes.

Breve historia de Lamego

La historia de la ciudad y de la zona ya más o menos la hemos contado. Posiblemente fuera un castro prerromano, aunque los restos más claros existentes son de época romana, donde hubo un asentamiento militar en lo alto de cerro. Este lugar fue ocupado por vándalos y alanos, aunque finalmente la zona fue pacificada por los Visigodos que rehabilitaron finalmente la posición.

Como prácticamente el resto de la península sufrió la ocupación árabe, hasta que llego a ser una posición de la frontera del Duero, disputada por los cristianos y los musulmanes. El primero en tomarla fue Ordoño II de León, para pasar a manos árabes posteriormente, por obra de Almanzor. Nuevamente Fernando I de León y Castilla reconquista la plaza y ya esta vez quedaría para el bando cristiano.

Fernando I de León - Imagen de Wikipedia

Fernando I de León, el reconquistador definitivo de Lamego – Imagen de Wikipedia

Fue parte de la dote de Urraca de León y Castilla en su matrimonio con Enrique de Borgoña, por lo que pasó a estar en la órbita del Condado de Porto, germen inmediatamente después del reino de Portugal.

Gracias a la popularidad del Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, es fuente de peregrinaciones de todo Portugal, lo que hace que sea una de las diócesis más ricas e influyentes en Portugal.

Y como podéis ver, aunque pequeña, visitar Lamego es toda una experiencia ya que, esta ciudad portuguesa posee mucho encanto. ¿Habías estado alguna vez? ¿Cómo fue tu experiencia? déjanos un comentario sobre qué más podría ser interesante visitar.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.